Inicio andalucía La alcaldesa de Osuna ve “probable” que la variante de Aguadulce funcione...

La alcaldesa de Osuna ve “probable” que la variante de Aguadulce funcione “a primeros de junio”

0

OSUNA (SEVILLA), 12 (EUROPA PRESS)

La alcaldesa de Osuna (Sevilla), Rosario Andújar (PSOE), ha valorado este miércoles que el consejo de ministros haya aprobado el convenio previamente autorizado por el consejo de gobierno de la Junta de Andalucía, para que la Administración andaluza ceda al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) el tramo de la plataforma del Eje Transversal de Andalucía donde fue construida la nueva variante ferroviaria de Aguadulce, al objeto de restituir la circulación de trenes entre Osuna y Pedrera, interrumpida desde 2018.

La alcaldesa ursaonense ha indicado que “se trata de otro paso más, importante e indispensable para que, después de una larga travesía que dura ya casi tres años, se pueda restablecer el servicio ferroviario en este tramo, por lo que parece que estamos llegando y al final de esta historia que comenzó en 2018 cuando se derrumbó el puente en río Blanco debido a las lluvias torrenciales de aquellos días”.

“En aquel momento se pensaba que el tráfico de trenes iba a restablecerse una vez que finalizaron las obras en abril de 2019 y que el Ministerio acometió con absoluta emergencia y celeridad, pero después por una tramitación administrativa que la mayoría de la ciudadanía no alcanza a entender, la demora ha sido de más dos años, aunque parece que ahora sí ha concluido, por lo que es probable que a primeros del próximo mes de junio el servicio quede finalmente restablecido”, ha indicado la alcaldesa.

DESDE 2018

Todo gira en torno a la situación suscitada después de que en octubre de 2018, las fuertes precipitaciones derribasen el puente ferroviario que cruzaba el río Blanco en el término municipal de Aguadulce, extremo por el cual quedó interrumpida la conexión por tren entre Pedrera y Osuna, actualmente cubierta mediante transbordos en autobús.

La situación llevó al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, dependiente del Ministerio de Transportes, a construir una nueva vía ferroviaria denominada como nueva variante de Aguadulce, aprovechando para ello la plataforma del Eje Transversal de Andalucía promovida tiempo atrás por la Junta de Andalucía pero en desuso.

Aunque tales obras finalizaron en abril de 2019, la entrada en servicio de la vía y la restitución de la conexión por tren entre Pedrera y Osuna están a la espera de que el Estado y la Junta de Andalucía firmen el citado convenio gracias al cual este tramo de 9,3 kilómetros se incorporará a la Red Ferroviaria del Estado, requisito administrativo previo esgrimido por la Administración estatal para la reanudación de las operaciones ferroviarias.

LAS NEGOCIACIONES

Las negociaciones entre ambas partes duraron meses y meses, con no pocos contactos, pesando un prolongado desacuerdo entre las administraciones estatal y autonómica respecto a los términos de la cesión, mientras el tráfico ferroviario entre Osuna y Pedrera seguía interrumpido y se sucedían las reivindicaciones de solución y las quejas políticas y ciudadanas.

A finales de abril de 2020, ADIF y la Consejería de Fomento alcanzaron un principio de acuerdo para la cesión de dicho tramo del Eje Transversal de Andalucía a la entidad estatal, pesando desde entonces las reclamaciones de que ambas partes firmasen un convenio al respecto para que entrase en servicio la nueva variante ferroviaria y restituir así la circulación de trenes entre Osuna y Pedrera.

El pasado 23 de marzo, el consejo de gobierno de la Junta de Andalucía autorizaba la firma de este convenio de cesión demanial, con el que la Junta se compromete a transmitir a ADIF el tramo de 9,3 kilómetros del Eje Transversal de Andalucía en el que fue instalada la variante ferroviaria, mientras ADIF se compromete a pagar el importe de los terrenos y de la infraestructura transferida, que se han tasado, de común acuerdo, en 33,56 millones de euros, IVA incluido.

LOS TÉRMINOS DEL CONVENIO

Estos terrenos serán transmitidos libres de cargas y gravámenes a ADIF, en el plazo máximo de un año a la firma del convenio. ADIF, de su lado, abonará a la Junta el pago de forma fraccionada, estableciéndose un primer desembolso por el 40 por ciento del importe total en el plazo de un mes tras el otorgamiento de las escrituras públicas de compraventa; otro 30% en el plazo de 12 meses después de este hito de formalización de la compraventa y, finalmente, el 30% restante en un plazo de 24 meses tras el otorgamiento de la escritura pública.