Inicio andalucía El Arzobispado deja abierta la puerta a montar altares con cristos y...

El Arzobispado deja abierta la puerta a montar altares con cristos y vírgenes en templos durante Semana Santa

0

SEVILLA, 26 (EUROPA PRESS)

El Arzobispado de Sevilla ha dejado la puerta abierta a las hermandades para que puedan montar altares efímeros de culto con sus imágenes titulares durante la Semana Santa –tras el reciente decreto de suspensión de las procesiones, por el que no habrá pasos en las calles–, “si el párroco o el director espiritual lo juzga conveniente”, así como la posibilidad de que las imágenes puedan exponerse en “veneración extraordinaria”.

Son algunas de las indicaciones que este martes ha difundido el Arzobispado de Sevilla para las hermandades con motivo de la próxima Cuaresma y la Semana Santa. Pautas marcadas por la Delegación Diocesana de Hermandades y Cofrafías y la Delegación de Liturgia tras el citado decreto del arzobispo, monseñor Asenjo, el pasado mes de diciembre, acerca de la suspensión de los cultos externos como consecuencia de la actual situación de pandemia.

En este sentido, los altares no deben afectar “al buen desarrollo de las celebraciones del Triduo Pascual, verdadero centro de fe de los cristianos en Semana Santa y auténtico sentido de las estaciones de penitencia”. En cuanto a los actos extraordinarios de veneración, la norma indica que serán “a propuesta del cabildo de oficiales y con el visto bueno del director espiritual”, y que deberá solicitarse a la Delegación Diocesana de Hermandades y Cofradías “y no llevarse a cabo durante esos tres días de Triduo, con la excepción del Sábado Santo una vez que finalice la Vigilia Pascual”.

Sin embargo, Palacio no autoriza el montaje del tradicional altar de insignias, con el patrimonio de la cofradía, que se hace el día de la estación de penitencia. “Si las hermandades organizan algún tipo de exposición con estos enseres, es preferible usar otras salas a tal efecto”.

Asimismo, el Arzobispado anima a celebrar “en todo lo posible” los actos y cultos que prescriben las reglas de las hermandades, y que las disposiciones normativas permitan “con las adapataciones oportunas”.

El comunicado destaca el hecho de que las nuevas tecnologías, “en estos tiempos de confinamientos y aforamientos”, permite a las hermandades transmitir cultos y actos a sus hermanos sin límites geográficos y con costes muy económicos. Por ello, anima a que siga esta práctica “que beneficia a ancianos, enfermos y familias que viven lejos”.

Por último, el Arzobispado propone una vivencia “más intensa que nunca” a través de la oración y la celebración de la liturgia, que “podremos llevar a cabo con templos abiertos aun con aforos reducidos”. Además, alaba la labor social y evangelizadora de las hermandades y su “ingente tarea caritativa”.