Inicio andalucía Ben Baso reclama aclarar el futuro de los murales de Delhy Tejero...

Ben Baso reclama aclarar el futuro de los murales de Delhy Tejero del edificio principal de Altadis

0

Avisa de que el mural “se encuentra en peligro de desaparición por la próxima transformación del inmueble en un hotel”

SEVILLA, 28 (EUROPA PRESS)

La asociación Ben Baso de Profesores para la Difusión y Protección del Patrimonio Histórico ha dirigido sendos escritos al Ayuntamiento de Sevilla y a la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura, en demanda de garantizar la “salvaguarda” de los frisos y murales de la artista Delhy Tejero que adornan el vestíbulo del edificio principal de la antigua planta tabaquera de Altadis, sobre la cual pesa un convenio con dicha empresa para que tal inmueble sea destinado a usos terciarios y un proyecto de carácter innovador.

En sendas cartas, fechadas el pasado 4 de mayo y recogidas por Europa Press, Ben Baso señala el destino de la antigua planta tabaquera, después de que en febrero de 2020 el Ayuntamiento de Sevilla aprobase el convenio con la citada multinacional del tabaco correspondiente al futuro de dichas instalaciones fabriles de Los Remedios.

En ese sentido, recordemos que en enero de 2018, el Gobierno local del socialista Juan Espadas y Altadis firmaban un nuevo “protocolo de intenciones” que relevaba al convenio promovido durante la etapa del alcalde popular Juan Ignacio Zoido, mediante el cual el Consistorio debía redactar una propuesta respecto a los elementos arquitectónicos de la fábrica susceptibles de protección por su valor patrimonial, así como promover un “debate ciudadano” para la futura propuesta de ordenación de los suelos, es decir proposiciones en cuanto a los nuevos usos y equipamientos del enclave, para después acometer una nueva modificación puntual del PGOU que plasme la operación.

EL COMPROMISO DE ALTADIS

Altadis, de su lado, se comprometía a aceptar que la reordenación de los suelos se ajuste a “un equilibrio racional que permita dar satisfacción a los intereses de ambas partes, con principios de desarrollo urbano sostenible, participación ciudadana y garantizando la viabilidad urbanística y económica”, comprometiéndose a ceder al Ayuntamiento los edificios que la nueva ordenación asignase para equipamientos públicos o espacios libres, los viarios del interior de la parcela y la capilla que utiliza la hermandad de las Cigarreras.

Poco después, el Ayuntamiento aprobada su propuesta respecto al catalogo de protección del antiguo recinto fabril, incluyendo en el mismo, groso modo, la conservación del edificio principal de la fábrica, conocido como “el cubo”, determinados espacios libres de acceso al mismo a cuenta de su arbolado, la capilla que usa la hermandad de las Cigarreras y los jardines de Manuel Ferrand, siendo dicho documento objeto de un informe del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) que ampliaba los espacios a conservar y ceñía la edificación máxima en altura a los límites establecidos para el barrio de Los Remedios.

EL CONVENIO DE 2020

Ya en febrero de 2020, poco antes de la irrupción de la pandemia de coronavirus Covid-19, el pleno del Ayuntamiento aprobaba un convenio a suscribir con Altadis, para que la empresa conservase el edificio central o “cubo”, que gozaría de una edificabilidad máxima de 26.000 metros cuadrados y usos terciarios, –o sea oficinas, pequeños comercios o usos hoteleros–, localizando un inversor que restaure el mismo y lo ponga en uso, asumiendo además dicho inversor la instalación de equipamientos públicos en otros 5.100 metros cuadrados del recinto.

Según el Gobierno local, de otro lado, los antiguos edificios de viviendas de ingenieros y personal de mantenimiento, que ocupan unos 4.900 metros cuadrados, serían destinados a dotaciones para el barrio de Los Remedios.

En ese sentido, Ben Baso señala en sus cartas los frisos y murales obra de la artista Delhy Tejero, “una de las artistas españolas más significativas del siglo XX y gran muralista”, que adornan el vestíbulo del edificio principal de la planta fabril. Dicho mural, según el colectivo conservacionista, “representa una alegoría de la relación de España y América con el tabaco, que tanta importancia ha tenido para Sevilla”.

“EN PELIGRO DE DESAPARICIÓN”

Al respecto, la asociación avisa de que el mural “se encuentra en peligro de desaparición por la próxima transformación del inmueble en un hotel, lo que puede suponer su retirada e incluso su destrucción”, por lo que reclama información sobre si median planes para “que en el futuro uso del edificio se ponga en valor dicho mural” o si hay planteada “alguna acción con la obra para preservar su custodia y ponerlo a disposición del conocimiento de la ciudadanía”.

Igualmente, el colectivo reclama esclarecer si el mural en cuestión goza de “protección legal” y si las autoridades “tienen planteado algo en ese aspecto”.