Inicio Andalucía Primer protocolo de respuesta institucional de Andalucía frente a las violencias...

Primer protocolo de respuesta institucional de Andalucía frente a las violencias machistas

0

El documento, impulsado por el Instituto Andaluz de la Mujer, potenciará la coordinación e implicación de los poderes públicos


El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento del primer ‘Protocolo de respuesta pública de la Administración de la Junta de Andalucía ante las violencias machistas’, impulsado por el Instituto Andaluz de la Mujer, adscrito a la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación. El documento unifica por primera vez la respuesta de todos aquellos organismos en contacto con la violencia de género, con el fin de evitar una doble victimización, y combina actuaciones de distintas instituciones y agentes sociales.

El protocolo da respuesta al acuerdo de 9 de abril de 2019 por el cual el Consejo de Gobierno instó a la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación a iniciar las actuaciones necesarias para la formulación y aprobación del Acuerdo contra la violencia de género en Andalucía, y manifiesta su compromiso en la lucha contra todos los tipos de violencia machista que se ejercen principalmente contra las mujeres, en todos los ámbitos de la vida, por el hecho de ser mujeres.

Al mismo tiempo, desarrolla la Ley 13/2007, de 26 de noviembre, de medidas de prevención y protección integral contra la violencia de género, que recoge en su artículo 60 la obligación de promover la elaboración de protocolos de actuación; así como de la Ley 12/2007, de 26 de noviembre, para la promoción de la igualdad de género en Andalucía.

En este sentido, el texto busca ser una guía para visibilizar a las víctimas de violencia de género de una manera crítica hacia la conducta del agresor, y presentar a los hijos menores de las mismas también como víctimas directas de dicha violencia, preservando su protección y tratamiento de la información.

A pesar de los avances, la violencia de género continúa siendo uno de los grandes problemas a los que se enfrenta la sociedad andaluza. Como instrumento de control y mantenimiento de las desigualdades de género es una realidad compleja que se adapta a las transformaciones y cambios sociales, existiendo diferentes tipos y formas que deben analizarse para su abordaje y comprensión constantemente.

Así, este protocolo concreta el procedimiento de las actuaciones, así como las responsabilidades de los sectores implicados en el tratamiento de la violencia contra las mujeres, con el objeto de garantizar la prevención, la atención eficaz y personalizada, y la recuperación de las mujeres que se encuentran en situación de riesgo o que son víctimas de la violencia de género.

Asimismo, persigue salvaguardar y priorizar el respeto a las víctimas de violencia machista guiando la respuesta institucional unificada en esta materia y potenciando la coordinación e implicación de los poderes públicos. La acción conjunta de las administraciones y los agentes sociales implicados tendrá un efecto multiplicador, igual que su efecto en el resto de la sociedad.

Activación del protocolo

Este protocolo se activará en los casos de violencia de género con resultado de muerte en los supuestos recogidos en la ley estatal contra la violencia machista, es decir, el asesinato de una mujer por parte de su pareja o expareja o como resultado de una agresión sexual, asesinato de niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia de género y el asesinato de cualquier familiar o persona del entorno de la víctima como consecuencia de acciones en su defensa.

También se accionará en los supuestos previstos en la ley andaluza contra la violencia de género, que incluye los homicidios o asesinatos cometidos en el ámbito de la pareja o expareja, así como otros crímenes que revelan que la base de la violencia es la discriminación por motivos de género, entendiendo por tales el infanticidio de niñas, el homicidio o asesinato vinculado a la violencia sexual y el homicidio o asesinato en el ámbito de la prostitución y la trata.

El texto también aspira a fomentar los mecanismos de coordinación con las asociaciones de mujeres y todas las organizaciones no lucrativas por la igualdad, además de otros agentes sociales, con el objetivo de dar una respuesta pública rápida, coherente y eficaz a las situaciones producidas por violencia machista.

En este sentido, se creará la comisión de coordinación del protocolo para garantizar la labor interdepartamental de prevención, atención y derivación de los casos de violencia machista, así como el seguimiento y valoración general del protocolo y su activación. Dicha comisión estará presidida por la directora del Instituto Andaluz de la Mujer y además estará formada por dos personas designadas por la dirección del IAM en representación del ente; una representación de los centros provinciales de la mujer a través de las asesoras de programa, y una persona en representación de la Dirección General de Emergencias de la Junta de Andalucía.

Además, con el objetivo de contribuir a romper el silencio de la ciudadanía y las instituciones frente a los asesinatos machistas, se llevarán a cabo acciones de rechazo. En este sentido, el Ejecutivo andaluz, a través de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía, convocará en todas las capitales de provincia una concentración institucional de cinco minutos de duración bajo el lema ‘Andalucía: contra las violencias machistas’.

Atención a las víctimas

El documento también establece un procedimiento de mejora en la intervención y/o atención de las víctimas, para lo cual se contempla un grupo de análisis y la elaboración de una memoria anual que recogerá la coordinación del desarrollo global del protocolo y el seguimiento de propuestas y mejoras. Esta memoria será elaborada por la comisión de coordinación y elevada a la Consejería competente en materia de violencia de género, con el fin de hacer pública sus actuaciones y la consecución de los objetivos. Este texto se integrará en la Memoria 8M del Instituto Andaluz de la Mujer, y se dará cuenta de la misma en el Consejo andaluz de participación de las mujeres y el Observatorio de violencia de género en Andalucía tras su publicación.

Finalmente, el protocolo establece acciones para crear una cultura de rechazo a la violencia de género, concentraciones de repulsa en los centros del Instituto Andaluz de la Mujer cada día 25 del mes, declaraciones institucionales del Gobierno andaluz con motivo del Día internacional de la mujer (8 de marzo) y del Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer (25 de noviembre), mensajes en los edificios públicos de la Junta de Andalucía durante dichas efemérides, actuaciones cercanas a contextos festivos y de ocio como la realización de campañas o los puntos violeta de información sobre violencia machista, y recomendaciones para la ciudadanía con el fin de lograr una mayor implicación de la sociedad en la erradicación de la violencia de género.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre