Inicio Andalucía Ocho objetivos en los presupuestos de Educación para mejorar la calidad del...

Ocho objetivos en los presupuestos de Educación para mejorar la calidad del sistema educativo

0

Imbroda destaca como principales apuestas la lucha contra el abandono escolar, la mejora de las condiciones del profesorado y la atención al alumnado más vulnerable


Mejorar las condiciones del profesorado, atender al alumnado más vulnerable, luchar contra el fracaso y abandono escolar temprano, mejorar la red de infraestructuras docentes y la transformación digital de las aulas son algunos de los retos marcados por la Consejería de Educación y Deporte para 2020, con la finalidad de seguir avanzando en la igualdad, modernización y calidad del sistema educativo andaluz.

Así lo ha destacado Javier Imbroda en la presentación de las cuentas de su departamento en el Parlamento, donde ha informado de que para acometer estos objetivos prioritarios, el próximo año los presupuestos de la Consejería de Educación y Deporte ascienden a 6.858,5 millones de euros, 238,5 millones más que en 2019, lo que supone un crecimiento del 3,6%. Estas cifras, las más altas de la historia de la Junta en Educación, ha afirmado Imbroda, «evidencian la apuesta indiscutible de este Gobierno por la educación andaluza», además de «ser unos presupuestos sociales, reformistas y creíbles».

El consejero ha añadido que, con respecto a 2018, año del último presupuesto previo al cambio de Gobierno, la educación pública andaluza cuenta con 456 millones de euros más, un 8,22% de incremento.

Asimismo, ha señalado otras prioridades de su departamento como desarrollar una Formación Profesional moderna y flexible, medidas de apoyo a las familias y la conciliación e incrementar la tasa de práctica deportiva.

Durante su intervención, el consejero ha hecho referencia a su compromiso de reducir las altas tasas de fracaso y abandono escolar temprano con medidas como el programa de refuerzo educativo estival que volverá a ofertarse el próximo verano, además de impulsar el plan de absentismo o el de rendimiento escolar. Como novedad para este curso, ha avanzado que el Programa de Refuerzo, Orientación y Apoyo (PROA) ofertará horas de actividad físico deportiva y aumentará el número de jornadas, para lo cual la Consejería ha hecho una dotación adicional de aproximadamente dos millones. Todas estas actuaciones, ha explicado Imbroda, estarán incluidas en un Plan de Refuerzo Integral «mucho más ambicioso» que será diseñado a lo largo de 2020 con la participación de la comunidad educativa.

Otra de las prioridades que ha destacado el consejero es el profesorado. Así, ha indicado que la Consejería está realizando un esfuerzo desde el comienzo de la legislatura para que las bajas de los docentes se cubran lo antes posible, consiguiendo que los plazos se reduzcan de 15 a 6 días, cuatro de ellos lectivos. Con este fin se ha destinado a las sustituciones una partida total de 164 millones de euros, lo que supone un incremento de 38 millones en estos dos últimos cursos.

Además, la Consejería tiene previsto aumentar la plantilla de funcionamiento de los centros educativos públicos para reforzar la escuela pública, mejorar la atención del alumnado de necesidades educativas especiales o la escolarización en la ESO. También estos presupuestos permitirán realizar en 2020 una nueva oferta pública de empleo docente dirigida a los cuerpos de enseñanza Secundaria y de Régimen Especial. Esta medida persigue la reposición del personal funcionario y la estabilización de unas 3.000 plazas, lo que permitirá reducir la tasa de interinidad y avanzar hacia el 8%, así como la funcionarización de las plantillas del cuerpo de catedráticos de Conservatorios de Música y Artes Escénicas de los superiores. Esto supondrá una dotación adicional de casi 2,2 millones, con unos 9,2 en total.

Junto al incremento y la estabilización de las plantillas docentes, Imbroda también ha incidido en la formación. Para ello se van a destinar 24 millones de euros a actividades de formación permanente con una previsión de participación de 14.000 maestros y profesores.

Respecto a los profesionales docentes de la enseñanza concertada, el consejero ha anunciado que verán reconocidas su demanda histórica de jubilación parcial y la actualización de instrucciones de pago delegado para dar respuesta a situaciones como la lactancia. Esto supondrá 20 millones más para estas enseñanzas.

En cuanto al personal no docente se mejoraran las condiciones laborales y se ampliará el Personal de Administración y Servicio (PAS). Además, se avanzará en las condiciones de los contratos de los monitores escolares.

Mejor atención al alumno de Educación Especial

Igualmente, Javier Imbroda ha destacado que otro de los focos de actuación de la Consejería es la atención del alumno con necesidades específicas de apoyo educativo. Para ello, aumentará el número de Personal Técnico de Integración Social (PTIS) y se iniciará el proceso de creación de su relación de puestos de trabajo. También aumentará el número de educadores sociales en los centros de compensatoria. En este sentido, el consejero ha aclarado que hay una partida consignada de 15 millones y medio de euros.

Además, la Consejería aumentará el número de unidades en Educación Especial y de programas específicos de FP Básica dirigidos a alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo.

Dentro de las medidas de apoyo a las familias y la conciliación, el primer ciclo de Educación Infantil (de 0 a 3 años) ocupa una posición significativa para este Gobierno, ha afirmado el consejero. Así, ha informado de que los presupuestos contemplan la mejora de la financiación de las Escuelas Infantiles, ya que las cuentas de 2020 incluyen el crédito suficiente para poder incrementar el precio-plaza de las escuelas infantiles en un 15% y el aumento de las bonificaciones para que ninguna familia en ningún caso pague «ni un céntimo más», es decir, el coste lo asume la Consejería en su totalidad.

Otras de las novedades que se pondrán en marcha en este curso es la instalación de la cocina ‘in situ’ en los centros educativos andaluces en los que sea posible, «medida que estamos seguros de que será muy bien acogida por la comunidad educativa», ha afirmado. Asimismo, con estos presupuestos está garantizada la gratuidad de los libros de texto en la enseñanza obligatoria, el transporte escolar o las becas y ayudas al estudio.

El titular de Educación y Deporte ha destacado que una de las líneas estratégicas de su departamento es la Formación Profesional. Así, el consejero ha explicado que el objetivo es, por una parte, promover una FP moderna y flexible a través de la innovación, la internacionalización y la investigación de estas enseñanzas y, por otro, realizar una planificación diferente para ajustar la oferta a las verdaderas demandas del mercado y del alumnado, aumentar el número de plazas y evitar puestos desiertos. De esta manera, el nuevo presupuesto permitirá que se consolide el aumento de 122 nuevos ciclos, la autorización de nuevos grupos, la apertura de centros por la tarde para amortizar espacios y equipamiento o el impulso de la FP Dual.

Modernizar el sistema educativo

Asimismo, el consejero ha subrayado que otro de los objetivos para 2020 es seguir avanzando en la modernización del sistema educativo. En este sentido, ha explicado que está contemplada una partida en el programa de innovación educativa de 21 millones de euros. En concreto, una de las medidas para las que se destinarán estos fondos es en la competencia digital de alumnos y docentes. Se trata, ha asegurado Imbroda, «de llevar a cabo una transformación digital real y efectiva del sistema educativo andaluz «y afrontar los retos de una sociedad cada vez más global y tecnológica. Por ello, el próximo año se destinará casi 50 millones de euros, 15 más que el curso anterior para infraestructuras y equipamientos informáticos en servicios centrales y centros educativos. Además se seguirá impulsando la simplificación administrativa para facilitar la tramitación a las familias y a los propios centros.

Dentro de la digitalización de los centros, el consejero ha avanzado que se está trabajando en la creación de la primera Biblioteca Digital de Andalucía que ofrecerá a los centros una plataforma de libros electrónicos para su préstamo al alumnado y familias.

Sobre las infraestructuras docentes, el consejero ha señalado que la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) tiene programadas 856 actuaciones para realizar en las ocho provincias y, en concreto para este curso mantiene una inversión real, «no ficticia», que gira en torno a los 72 millones de euros. Además, ha resaltado el impulso procedimental de las actuaciones que ha posibilitado sacar un acuerdo marco para actuaciones menores de 500.000 euros con la finalidad de que las obras que antes tardaban nueve meses en comenzar puedan hacerlo en tan solo unas semanas. «Un ejemplo de gestión ágil, eficaz y eficiente», ha subrayado.

Asimismo, una vez instaurado y aprobado este acuerdo marco, durante el ejercicio 2020 está previsto diseñar un plan Plurianual de Infraestructuras Educativas 2020-2027.

Incrementar la tasa de la práctica deportiva

Respecto a la política deportiva, Javier Imbroda ha explicado que todas las actuaciones están encaminadas a incrementar la tasa de práctica deportiva de la ciudadanía andaluza. Así, se reforzará el sistema asociativo deportivo, fomentar el deporte de rendimiento, impulsar el deporte en edad escolar y la práctica del deporte femenino, asegurar la salud y seguridad de los deportistas y mantener, aumentar y mejorar el parque de instalaciones deportivas de Andalucía, entre otros

Para cumplir con estos objetivos durante 2020, la Consejería dispone de una dotación presupuestaria de 44,8 millones, casi un 2,5 más que en 2019, y eso que ya en 2019 se aumentó un 6,3 % respecto a lo ejecutado el año anterior.

Una de las líneas de actuación es contribuir al desarrollo y sostenimiento del sistema asociativo deportivo, tanto federaciones como clubes deportivos. Para ello se ha destinado una partida de casi un millón de euros (903.100 euros).

Como novedad para este año, y en relación con los clubes deportivos, la Consejería colaborará en la creación de las Oficinas Provinciales de Apoyo a los Clubes Deportivos, a través de la Confederación Andaluza de Federaciones Deportivas.

Otro de los objetivos es el refuerzo del fomento del deporte de alto nivel, de alto rendimiento y de rendimiento de base. Para ello, en el nuevo presupuesto se ha consignado una partida que asciende a 8,8 millones, lo que supone un incremento de 1,2 millones, es decir, un 16 % más.

Especial mención merece la creación, coincidiendo con el año olímpico 2020, de una novedosa línea de ayudas públicas denominada ‘Ayudas Olimpus’, que pretende apoyar económicamente a los deportistas que practican pruebas incluidas en el programa deportivo de los Juegos Olímpicos y los Juegos Paralímpicos.

La seguridad y salud de los deportistas andaluces se garantizará a través del Centro Andaluz de Medicina del Deporte (CAMD), que al mismo tiempo mantendrá su labor investigadora.

Por otra parte, junto al esfuerzo por impulsar la actividad deportiva, el consejero ha señalado la importancia de trabajar en el retorno económico que genera la celebración de eventos deportivos mediante la implantación de un programa de patrocinio deportivo. En concreto, el presupuesto de 2020 recoge un incremento de 1,4 millones para el Fomento de Eventos Deportivos. Para impulsar las infraestructuras deportivas en este presupuesto se han incrementado las ayudas a entes locales, con 1,5 millones adicionales, casi un 30% más, y 0,6 millones a las instalaciones deportivas propias. Todo ello supone, en total, más de 5,5 millones de euros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre