Inicio andalucía El Ayuntamiento recuerda la etapa de estudiante en Málaga de Ortega y...

El Ayuntamiento recuerda la etapa de estudiante en Málaga de Ortega y Gasset con una placa en el colegio SEK

0

MÁLAGA, 27 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, junto a la concejala de Cultura, Noelia Losada, descubrirá este miércoles una placa en el colegio San Estanislao de Kotska (SEK) que recuerda la etapa de estudiante del filósofo y ensayista José Ortega y Gasset, quien estuvo interno en este centro de los jesuitas en la barriada de El Palo entre 1891 y 1897.

“En el Colegio San Estanislao de Kostka estudió interno de 1891 a 1897 el filósofo y ensayista José Ortega y Gasset (1883-1955), autor de ‘La Rebelión de las masas”. Este es el texto de la nueva placa, que forma parte de la serie ‘Málaga hace historia’.

Al acto, además, acudirá el nieto del filósofo Jose Varela Ortega y el director del colegio de la Fundación Loyola en El Palo, Alberto Rodríguez Mora. Tras el acto, Varela Ortega pronunciará una conferencia en el mismo centro educativo.

Ortega y Gasset nació en el seno de una familia de la alta burguesía ilustrada madrileña. Cursó estudios en el colegio de Miraflores de El Palo de Málaga, en la Universidad de Deusto y en la Universidad Central de Madrid. Fueron determinantes para su formación los tres viajes a Alemania que realizó en 1905, 1907 y 1911. Es allí donde estudia el idealismo, que será la base de su primer proyecto de regeneración ética y social de España.

En 1908 fue nombrado catedrático de Psicología, Lógica y Ética de la Escuela Superior de Magisterio de Madrid, y en 1910 catedrático de Metafísica de la Universidad Central de Madrid. Especialmente decisivo es 1914, año de inicio de la Primera Gran Guerra, que ve como una quiebra de los ideales ilustrados.

En sus escritos de Vieja y Nueva Política, Meditaciones del Quijote y Ensayo de Estética a manera de prólogo expone su programa de una modernidad latina alternativa. En 1916 viajó por primera vez a Argentina, lo que marcó de forma decisiva su trayectoria profesional, y sus relaciones culturales con Iberoamérica. En 1921 publicó su libro ‘España invertebrada’, un diagnóstico de la situación de España.

En 1923 ofrece el análisis de su época como El tema de nuestro tiempo, consistente en la necesidad de superar el idealismo y volver a la vida, núcleo de su teoría de la razón vital. Esta es fruto de la nueva sensibilidad que advierte en el siglo XX, ejemplificada en el arte nuevo como La deshumanización del arte (1925). Su ruptura con la dictadura de Primo de Rivera se produce en 1929 con motivo de su famoso curso ¿Qué es filosofía?.

En 1930 publicó ‘La rebelión de las masas’, obteniendo una gran repercusión internacional. Promotor de la Asociación al Servicio de la República, no se adscribe a ningún partido, y tiene que exiliarse en 1936, pasando de París a Argentina (1939-1942), para recalar finalmente en Lisboa. En esta ciudad escribe buena parte de lo que se considera obra póstuma: el ‘Velázquez’, ‘Sobre la razón histórica’, ‘El Leibniz’, ‘El Hombre y la Gente’, ‘Epílogo’.

Regresó ocasionalmente a España, por la cercanía de su familia y para promover iniciativas con el Instituto de Humanidades. Murió en Madrid el 18 de octubre de 1955.

‘MÁLAGA HACE HISTORIA’

La primera placa del Plan ‘Málaga hace historia’ se colocó el 26 de marzo en Villa Maya en honor del cónsul mexicano Porfirio Smerdou, quien diera cobijo a decenas de refugiados de ambos bandos durante la Guerra Civil.

El pasado 15 de mayo se colocó la segunda placa en el edificio del Colegio de Prácticas Número 1, en la Plaza de la Constitución. Este edificio ha tenido un uso continuado educativo desde el siglo XVII. Desde hace dos meses el restaurante Bilmore acoge la placa dedicada a Rafael Pérez Estrada, donde el escritor y abogado malagueño realizaba sus tertulias.

Posteriormente se instaló la dedicada a Ernest Hemingway en la finca La Cónsula de Churriana. La más reciente fue la dedicada a la familia de científicos Orueta, que vivió en Cortina del Muelle donde se instaló la placa.

El propósito de este plan es señalar de una manera uniforme los lugares en los que vivieron personajes relevantes de Málaga, ocurrieron hitos históricos o esos edificios sean singulares por motivos arquitectónicos o históricos.

Málaga ostenta desde hace años el título de ‘Ciudad Educadora’ y, desde el Área de Cultura, se quiere honrar a esa etiqueta precisamente formando desde la calle en el conocimiento histórico de la ciudad. Las placas que se vayan colocando estarán en un microespacio en la web del Archivo Municipal, que coordina este plan.

El propósito es que sea, además, un plan que cuente con sugerencias de la ciudadanía a través del correo electrónico info.cultura@malaga.eu y de instituciones de la ciudad. De hecho, para una primera fase, se ha consultado con la Academia de Bellas Artes de San Telmo y la Academia de Ciencias de Málaga, que han realizado aportaciones.

El Área de Cultura pretende que la colocación de estos elementos, además de propiciar un conocimiento más profundo de la historia de la ciudad, que “también ayude a fomentar un profundo respeto por el patrimonio de Málaga”.