Inicio Andalucía La Junta analiza habilitar espacios para aislar a los inmigrantes asintomáticos bajo...

La Junta analiza habilitar espacios para aislar a los inmigrantes asintomáticos bajo custodia de las ONG

0

Juan Marín se reúne con Cruz Roja en Almería e insiste al Gobierno central en la necesidad de cerrar un protocolo para atender a los inmigrantes ilegales que den positivo en Covid-19


El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, se ha reunido hoy en Almería con los responsables de Cruz Roja para coordinar la atención a los inmigrantes que llegan a las costas andaluzas en caso de registrar casos positivos de Covid-19 que no requieran hospitalización pero sí permanecer en aislamiento. Marín ha informado de que el Gobierno andaluz está trabajando en identificar posibles espacios, tanto públicos como privados, en las provincias de Almería, Cádiz y Huelva donde puedan pasar la cuarentena y ser atendidos por las ONG como Cruz Roja, más allá del seguimiento sanitario por parte del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

«Hay algunos espacios que ya tenemos identificados», ha anunciado Marín, quien ha subrayado que tienen que cumplir las condiciones adecuadas, como que no tengan duchas o comedor común, ya que «si hay zonas comunes no estamos protegiendo a nadie».

En este sentido, el vicepresidente ha destacado que la Junta mantiene su compromiso de hacerse cargo de la atención sanitaria de los inmigrantes que llegan, como está haciendo al practicar las pruebas PCR a las 7.200 temporeras marroquíes que han trabajado en la campaña de la fresa de Huelva para garantizar el regreso a su país en condiciones de seguridad. «A partir de ahí, somos partidarios de que organizaciones como Cruz Roja puedan hacerse cargo de estas personas, como siempre lo han hecho, y para eso lógicamente hay que poner espacios y recursos a disposición de ellas mediante convenios», ha subrayado.

No obstante, ha insistido en la necesidad de que el Gobierno de España establezca unos protocolos claros de actuación que permitan retener más de 72 horas a los inmigrantes que den positivo «para que tengamos esa seguridad». Marín, que ha alabado la labor de entidades como Cruz Roja que están «en la primera línea» de esa atención, ha subrayado que «no es cierto» que la asistencia a los inmigrantes que llegan al litoral andaluz sea competencia de la comunidad autónoma. «Es Sanidad Exterior quien debería atenderlos, pero como no lo hace lo asumimos nosotros», ha resaltado.

«Son competencias que está costeando la comunidad autónoma porque entendemos que no podemos estar en un terreno de nadie donde se sigan multiplicando los casos y que nadie actúe. Dicho lo cual, ya ajustaremos cuentas. Ahora se trata de controlar a las personas, controlar la situación y, cuando esto acabe, ya veremos lo que le correspondería a cada uno», ha avanzado.

Juan Marín saluda con el codo a un inmigrante en el centro CASA que gestiona Cruz Roja de Almería.

El vicepresidente de la Junta también ha hecho un llamamiento a la Unión Europea para que «de una vez por toda» se planteen «líneas de ayudas no solo para proteger fronteras, sino para atender a las personas que llegan a esas fronteras», y tenga en cuanta que Andalucía «es la frontera de España y de Europa» junto a países como Italia para la distribución de fondos, como los 140.000 millones de euros anunciados para España para afrontar la crisis provocada por el Covid-19.

En la reunión con Cruz Roja, a la que ha asistido la presidenta del Parlamento de Andalucía, la almeriense Marta Bosquet, también se ha abordado el problema de los asentamientos chabolistas donde viven casi 5.000 personas en núcleos de infraviviendas principalmente de Almería y Huelva. Desde el principio de la pandemia, la Dirección General de Coordinación de Políticas Migratorias de la Consejería, dirigida por Mar Ahumada, ha puesto en marcha ayudas extraordinarias por un total de 2,2 millones de euros para 13 ayuntamientos, entre ellos siete de Almería, donde se encuentran estos asentamientos, con el fin de que pudieran garantizar el suministro de alimentos, agua potable, mascarillas y geles hidroalcohólicos durante el confinamiento, así como la limpieza y desinfección de los mismos para evitar contagios.

Gracias a esas ayudas, algunos ayuntamientos han podido alquilar alojamientos para ofrecer una solución habitacional a los inmigrantes que se han quedado sin nada tras los incendios registrados en varios asentamientos de Huelva. Marín ha subrayado la necesidad de establecer convenios con entidades como Cruz Roja, que colaboran con los ayuntamientos en la atención a esta población, para anticiparse a un empeoramiento de la crisis sanitaria por los posibles rebrotes en septiembre y octubre.

Tras la reunión, los responsables de la Consejería han visitado el Centro de Atención Social de Almería (CASA) que gestiona Cruz Roja, con financiación de la Junta con cargo al 0,7% del IRPF, que presta servicio a personas en situación de exclusión social y especial vulnerabilidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre