Inicio Andalucía Juanma Moreno exige al Gobierno de España en funciones lealtad y que...

Juanma Moreno exige al Gobierno de España en funciones lealtad y que respete a los andaluces

0

Ha anunciado el Debate sobre el Estado de la Comunidad para finales de enero. Juan Marín ha presumido de estabilidad política y ha anunciado un recurso por el trasvase Tajo-Segura


El presidente del Gobierno de Andalucía, Juanma Moreno, y el vicepresidente y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, han coincidido este viernes en destacar que el «gran proyecto» del nuevo Gobierno andaluz funciona y está activando los resortes y oportunidades que tiene Andalucía. Un Gobierno de coalición fuerte y cohesionado marcado por el diálogo y la moderación, que ha propiciado un clima de estabilidad en la comunidad autónoma, precisamente en unos momentos convulsos para España y Europa. Y es que, pese a esto último, han subrayado que Andalucía genera confianza gracias a las políticas del cambio que tienen como objetivo el avance económico y social de la región. En total, 679 iniciativas en 47 semanas, un trabajo intenso que ha permitido cumplir gran parte de los compromisos de Gobierno planteados para toda la legislatura.

Moreno, tras la celebración del último Consejo de Gobierno de este año en el Palacio de Viana con motivo del 25 aniversario de la declaración de Patrimonio de la Humanidad del Casco Histórico de Córdoba, además de señalar las claves que han marcado la actualidad política en Andalucía este 2019, ha anunciado que los días 28 y 29 de enero tendrá lugar el primer Debate sobre el Estado de la Comunidad. «Cumplimos así con nuestro compromiso ante los andaluces de rendición de cuentas. Con transparencia, rigor y honestidad. Asumiendo las luces, pero sobre todo las sombras, porque son nuestra mejor motivación para mejorar», ha apuntado.

En este sentido, el presidente andaluz ha asegurado que hoy Andalucía genera confianza empresarial. Y lo hace después de llevar a cabo una importante bajada de impuestos, de la puesta en marcha de numerosos incentivos para autónomos y pymes y de medidas específicas para atraer la inversión y fomentar la creación de empleo y tras la aprobación de dos presupuestos, los de 2019 y 2020. «Cerramos el año con un crecimiento del PIB muy meritorio del 2,3%. Hacía años que nuestra tierra no crecía por encima de la media (2,1%). Un indicador clave que certifica lo que venimos diciendo en los últimos meses: que el cambio le está sentando bastante bien a Andalucía».

Aun así, Moreno ha llamado a la prudencia ante los importantes desafíos en ciernes que impactarán en la economía andaluza, como el Brexit, la situación de Cataluña, las guerras comerciales y amenazas arancelarias o las decisiones «lesivas» que viene encadenando el Gobierno de España sobre Andalucía. Por todo esto, ha declarado que para 2020 la previsión de crecimiento se mantendrá «prudente» en el 1,9%, mientras que la del Gobierno de la Nación será del 1,7 y de la Eurozona, el 1,2%. «Aunque estemos preparados y tengamos capacidad de respuesta –ha continuado–, el escenario internacional presenta tal nivel de volatilidad que aconseja pecar por defecto».

En cuanto al empleo, Moreno ha manifestado que los datos «invitan a la esperanza». Andalucía aporta uno de cada cuatro puestos de trabajo que se generan en España, cerrando este año con la creación de 68.000 empleos en la comunidad autónoma, un aumento que supera el 2% en el número de ocupados. Asimismo, Andalucía se sitúa como la tercera región que más empleo crea, tras Madrid y Cataluña, y aporta un 19% de los nuevos ocupados. «Y para 2020, mantenemos una previsión de creación de 60.000 empleos», ha añadido.

Respeto a Andalucía

Sin embargo, Moreno ha hecho hincapié en que el propósito del nuevo Gobierno, de ofrecer más y mejores oportunidades a los andaluces sería mucho más fácil si Andalucía contara con el «apoyo responsable y leal» del Gobierno de España, que lejos de ayudar «castiga a Andalucía». En esta línea, ha detallado que, además de los 4.000 millones derivados de un sistema de financiación autonómica desequilibrado y que provoca que la región esté infrafinanciada, el Gobierno de la Nación «juega» a retener otros 1.350 millones de euros en concepto de entregas a cuenta.

«Parece que lo que se busca es que Andalucía no levante cabeza. Lo que duele más porque siempre ha sido una comunidad cumplidora y leal con el Gobierno de España. Lo peor de todo –según ha afirmado Moreno– es que se olvida que el daño no es al Gobierno de Andalucía, sino a los andaluces. Que se lo digan, si no, a los más de 500 trabajadores de la fábrica Santa Bárbara, en Alcalá de Guadaíra, cuyos contratos para construir carros de combate se han quedado en el aire por otra decisión llegada de Madrid».

Al hilo de esto último, Moreno ha considerado que es un «mal camino» el que está emprendiendo el Gobierno de la Nación y que la lealtad, la cooperación y la colaboración entre instituciones siempre suma más que la confrontación. Así, ha aprovechado el cierre del 2019 para exigir al Gobierno en funciones de España que respete a Andalucía y que mire y vele por los intereses del conjunto de los españoles. «Si trabajamos juntos, conseguiremos metas para Andalucía y España; de no ser así, erosionarán el crecimiento que se está produciendo en nuestra tierra. Siempre defenderemos los intereses legítimos de los andaluces».

Marín, por su parte, ha puesto el acento en el grado de cumplimiento del nuevo Gobierno andaluz y ha reconocido el esfuerzo coordinado de todas las consejerías. De las 90 medidas pactadas por la regeneración, el impulso económico y el bienestar de los andaluces, se han abordado el 71%, alcanzando el 100% de las 21 acordadas antes de los cien primeros días de Gobierno. Además, ha destacado que Andalucía ha sido la primera región en aprobar sus cuentas para 2020 que, a su juicio, son las mejores para la comunidad.

Según ha aseverado, son una garantía de mejora de los sistemas sanitario y educativo andaluz, suponiendo un récord histórico dedicando el 54% para poner en marcha políticas sociales. Igualmente, este presupuesto significa un fuerte respaldo a las políticas de apoyo al empleo, a la economía productiva y a los que generan empleo y riqueza en Andalucía, que son los autónomos, emprendedores y empresarios. También consolidan la reforma fiscal, que ha transformado en sólo unos meses el perfil económico y ha fortalecido el atractivo inversor de Andalucía.

Marín ha expuesto que se han producido avances claros en el cumplimiento del compromiso de regeneración, transparencia y racionalización de la Administración. Así, ha detallado que se ha «atacado» a un mal endémico que se venía produciendo en la última década en Andalucía, como es la corrupción. Para ello, se ha impulsado la Ley que creará la oficina contra el fraude y protegerá al denunciante de la corrupción, además del inicio de acciones para eliminar los aforamientos y la limitación del mandato a ocho años. En cuanto a la racionalización, Marín ha recordado que existen 119 entes carentes de actividad en disolución. En cuestión de transparencia, ha subrayado el Visor de Presupuestos, el buscador único de ofertas de empleo de entidades instrumentales de la Junta o la Ley de organización y funcionamiento del Sistema de Evaluación de Políticas Públicas de la Junta, así como las autorías.

Medidas aprobadas en el Consejo de Gobierno

Tanto el presidente como el vicepresidente andaluz han enumerado las medidas que se han tomado este viernes en el Consejo de Gobierno celebrado en la ciudad de Córdoba. Entre todas, Marín ha destacado que el Gobierno de Andalucía recurrirá la orden del trasvase Tajo-Segura, tal y como ha informado la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo. Se trata de una medida que, a juicio del Ejecutivo andaluz, perjudica a la agricultura andaluza y a la de otras regiones como la de Murcia y la Valenciana y supondría un perjuicio incalculable para el sector agroalimentario, es especial a la provincia de Almería, donde afectaría esta paralización del trasvase a más de 24.000 hectáreas: «No podemos quedarnos de brazos cruzados».

De otra parte, Marín ha hecho públicos los datos de balance de ejecución, a 31 de diciembre de 2018, sobre el canon del agua que, en su opinión, «son malas noticias». En los últimos once años, el canon del agua ha supuesto para Andalucía unos ingresos de más de 730 millones de euros, y de éstos sólo se han ejecutado 218, de los cuales 71,5 tienen un informe de la Cámara de Cuentas que indican que «han sufrido una desviación». Por lo tanto, de esos 730 se han invertido en Andalucía 146 millones, menos del 20%, presupuesto del que dependían infraestructuras que llevan paralizadas más de una década y que, a su juicio, resaltan «la inacción e ineficacia de los anteriores gobiernos».

Asimismo, se han aprobado otras que, precisamente, atañen a Córdoba, como es que el Consejo ha instado a la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico a impulsar el Plan Director del Conjunto Arqueológico de Medina Azahara.

También se ha aprobado el decreto de Administración electrónica, simplificación de procedimientos y racionalización organizativa de la Junta de Andalucía. Un paso más, importante, en esa nueva forma de relacionarnos con los andaluces más propia de nuestro tiempo. Se ha aprobado la Oferta de Empleo Público para 2019 de los centros sanitarios del SAS, que recoge la creación de un total de 3.536 plazas y, además, se ha obtenido el visto bueno la ampliación de la oferta de empleo público para la estabilización de empleo temporal, que permitirá consolidar otras 2.103 plazas del sector de la Administración Educativa y 23 plazas más de la Administración General.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre