Inicio Andalucía Jiménez Barrios destaca el impulso político y económico a la Memoria Democrática...

Jiménez Barrios destaca el impulso político y económico a la Memoria Democrática en el aniversario de la ley

0

El vicepresidente de la Junta subraya el incremento presupuestario del 73% en 2018 para estas políticas y en más de 150% para las intervenciones en fosas

El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, ha destacado el «impulso político y económico» que ha dado la Junta a la Memoria Histórica y Democrática cuando se acaba de cumplir un año de la aprobación de la ley que regula la materia. En comisión parlamentaria, el vicepresidente ha subrayado «el impulso político y realce institucional» que ha supuesto situar a esta materia en la Consejería de la Presidencia «lo que garantiza una mayor coordinación y transversalidad» a sus acciones y también «el impulso económico que ha tenido su plasmación real en el Presupuesto para 2018, el primero aprobado tras la entrada en vigor de la ley».

En este sentido, ha recordado que las partidas presupuestarias destinadas a esta política se han incrementado en un 73%, al haber pasado de 668.000 euros para 2017 a 1.156.000 euros para 2018, y que tan solo para intervenciones en fosas se han incrementado estos recursos en más de un 150%, «lo que refleja, sin duda, nuestro compromiso con la recuperación de la memoria», ha indicado.

En su intervención, el vicepresidente ha desgranado los pasos que se han dado para garantizar el pleno desarrollo de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía y ha adelantado los próximos que se darán como la aprobación del proyecto de decreto por el que se crea y regula el Consejo de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía. Según ha indicado, este órgano colegiado consultivo y de participación «es una pieza clave de todo el ulterior desarrollo reglamentario de la ley, ya que entre sus funciones está la de informar preceptivamente las propuestas de disposiciones reglamentarias relacionadas con el desarrollo de la misma» y ha valorado que, en su seno se pondrá en marcha la Comisión de la Verdad, como marca la ley.

Por otra parte, ha avanzado que se ha iniciado la tramitación del decreto sobre Símbolos y actos contrarios a la memoria histórica y democrática de Andalucía, que «fijará el procedimiento para llevar a cabo la retirada de estos con todas las garantías, adelantándonos a las demás comunidades autónomas». A este respecto, ha indicado que la Consejería de Educación ha creado una comisión técnica de expertos que concluirá con la tarea de identificación y de eliminación ya iniciada.

Asimismo, ha indicado que también está avanzado el decreto que regula el Registro de entidades de memoria democrática de Andalucía que se encuentra en el preceptivo trámite de consulta pública previa a la elaboración de normativas. Jiménez Barrios también ha recordado el acuerdo de Consejo de Gobierno para la formulación del Plan Andaluz de Memoria Democrática, cuya propuesta inicial ha sido consensuada con las consejerías involucradas, y que detallará con carácter cuatrienal los objetivos, estrategias y acciones de la política de Memoria Democrática a desarrollar por el Gobierno andaluz.

Las ayudas para investigación se triplican

Junto a ello, ha apuntado que se encuentra en tramitación la orden por la que se aprueban las bases reguladoras para la concesión de subvenciones, en régimen de concurrencia competitiva, para actividades de investigación, estudio y divulgación. Sobre estas ayudas, ha señalado que, como novedad, este año se incluirán a entidades sin ánimo de lucro, universidades y entidades locales y que se triplicará su cuantía. Así, ha indicado que el pasado año contaron con una dotación presupuestaria de 100.000 euros que benefició a 21 entidades memorialistas, y que el presupuesto para 2018 será de 300.000 euros.

Jiménez Barrios ha recordado que esta línea de ayudas se desarrolla de manera ininterrumpida desde 2006, «lo que convierte a Andalucía en la única comunidad autónoma con este bagaje». En su opinión, se trata de una «importante» línea de actuación cuyos recursos vienen incrementándose progresivamente en los dos últimos años y que ha posibilitado que numerosas asociaciones de memoria hayan podido llevar a cabo actividades de difusión o que pueda seguir desarrollándose un «proyecto tan ambicioso» como ‘Todos los nombres’, que dispone ya de una base de datos que está a punto de superar las 100.000 víctimas.

En este punto, ha destacado la colaboración con otras instituciones como universidades y ayuntamientos en materia de Memoria para el desarrollo de trabajos de investigación rigurosos. Sobre los gobierno municiales, ha valorado su «creciente implicación en acciones en fosas, así como en la propuesta de trabajos de investigación que permitan conocer mejor esta etapa de la historia en sus municipios, o como ya hicieran anteriormente, en la construcción de memoriales y espacios de recuerdo a las víctimas de la represión franquista».

Junto a ello, también ha señalado la reciente designación, por parte del Gobierno andaluz, de la Comisión Técnica para la realización de una investigación sobre la desaparición de fondos documentales públicos en Andalucía.

En materia de educación, ha recordado que los contenidos relativos a la Memoria ya se encuentran incorporados en la normativa curricular de la educación primaria, de la educación secundaria obligatoria, del bachillerato y de la educación permanente de las personas adultas. Asimismo, ha destacado la inclusión de la Memoria Democrática en los planes de formación de los centros educativos y de los centros del profesorado, a comienzos de este curso escolar, y ha señalado la constitución de un equipo de coordinación pedagógica, entre la Dirección General de Memoria Histórica y la Consejería de Educación, para la creación de un Portal Educativo de la Memoria, del que se valga el profesorado para poder emplearlo en las aulas.

En este punto, también ha incidido en el Convenio de ADN suscrito con la Universidad de Granada para la identificación genética de víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura, que ha permitido la conclusión de nueve intervenciones y 20 más que se encuentran en proceso, de las que diez están muy próximas a poder conocer sus resultados.

Actuaciones en fosas

En cuanto a las actuaciones en fosas, el vicepresidente ha hecho hincapié en el «impulso indudable» que supone la licitación, actualmente en marcha, del contrato por 500.000 euros para la indagación e investigación, localización, delimitación, exhumación y estudio antropológico de víctimas de la guerra civil y la dictadura franquista en fosas ubicadas en la región andaluza. Según ha indicado, se trata de una iniciativa que constituye una continuación al «intenso trabajo» desarrollado, desde el inicio de la presente legislatura, con más de 40 intervenciones y en torno a 450 cuerpos recuperados de víctimas de la guerra civil y la dictadura.

A este respecto, ha incidido en la «intensa actividad» llevada a cabo en 2017 en fosas con un total de 24 intervenciones de localización y exhumación, o de identificación genética, y con 104 cuerpos localizados o recuperados a día de hoy. Entre otras actuaciones, se ha referido a las que se han llevado a cabo en Monturque, Castro del Río y Lucena (en Córdoba), Álora y Colmenar (en Málaga), y en Guadalcanal, Palomares del Río, en Camas, donde han sido recuperados en total y a día de hoy, 19 cuerpos, y La Campana (Sevilla). Asimismo, ha recordado que se está actuando en municipios como Benamahoma y San Fernando (en Cádiz), Castro del Río  y Córdoba capital, Nerva (en Huelva), Alfarnate y Villanueva de la Concepción (en Málaga) y Utrera (en Sevilla).

Igualmente, ha avanzado que se van a iniciar, de manera inminente, actuaciones en otros municipios como Colmenar (en Málaga), además de la fase de exhumación prevista para la fosa de Pico Reja, en el cementerio de San Fernando de Sevilla, al amparo del convenio suscrito entre Junta de Andalucía, Ayuntamiento de Sevilla y Diputación de Sevilla.

Nuevas actuaciones en 29 municipios

Asimismo, ha recordado la reciente publicación de un Anuncio de la Dirección General de Memoria Democrática para el desarrollo de actuaciones en 29 municipios más sobre las que ya se están realizando gestiones con familiares, entidades memorialistas y ayuntamientos.

El vicepresidente ha indicado que la proliferación de intervenciones en fosas ha venido acompañada del desarrollo de investigaciones sobre el terreno, que ha permitido perfeccionar instrumentos de conocimiento y divulgación como el Mapa de Fosas de Andalucía, cuyo proceso de actualización acaba de completarse. Jiménez Barrios ha señalado que en su momento fue el primero se hiciera en España y ahora se trata del «más moderno y completo».

En cuanto a los Lugares y senderos de Memoria Democrática, ha recordado que este año se aprobó la inscripción en el Inventario de lugares de Memoria Democrática de Andalucía de la esquina donde fue abatido Manuel José García Caparrós, en Málaga, el 4 de diciembre de 1977 y que ha concluido la fase de valoración de otros trece nuevos espacios.

Entre los nuevos lugares previstos, se ha referido a la fortificación del Estrecho de Gibraltar y la fosa común del cementerio de San Roque en Puerto Real, en Cádiz; la Plaza de la Constitución y el cementerio de Baena y el refugio antiaéreo de la Plaza de España de Villanueva de Córdoba, en Córdoba; la colonia de Víznar, en Granada; el convento de Santa Úrsula de Jaén, el campo de concentración de Santiago e Higuera de Calatrava, y la cárcel vieja de Úbeda, en la provincia de Jaén; el Palacio de la Aduana, en Málaga, y la Jefatura Superior de Policía y la sede de la Capitanía General de la Gavidia, así como el lugar donde Francisco Rodríguez Ledesma fue herido de muerte, en Sevilla.

Además de estas actuaciones, ha recordado que este año se han creado las oficinas de Memoria en todas las provincias, que se han llevado a cabo la firma de convenios con las diputaciones para el desarrollo de políticas de Memoria y se está realizando un importante ejercicio de transparencia publicando en la Web todas las memorias de actuación. Finalmente, en materia de investigación y difusión de estos hechos históricos, se ha llevado a cabo la edición y promoción de trabajos, fundamentalmente, de carácter local o comarcal, y se ha participado en encuentros de carácter científico, como congresos, conferencias y exposiciones.

En resumen, ha indicado que todas estas acciones «permiten concluir que la Ley de Memoria Histórica y Democrática se está cumpliendo en un alto grado en cuanto a sus planteamientos y objetivos, incluso con actuaciones que arrancan desde antes de su propia aprobación». Así, ha concluido con que se trata de «un trabajo muy intenso que refleja, de manera clara y evidente, el compromiso que mantiene este Gobierno con la recuperación de la memoria en nuestra comunidad y la reparación de las víctimas por las terribles violaciones sufridas durante la guerra civil, el franquismo y hasta la aprobación de nuestro Estatuto de Autonomía que continuará, este año, con la misma intensidad y el mismo compromiso».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre