Inicio Andalucía Imbroda afirma que la nueva FP responderá de forma progresiva pero imparable...

Imbroda afirma que la nueva FP responderá de forma progresiva pero imparable a la demanda del mercado

0

La planificación para el próximo curso incluye un aumento de 4.103 plazas y 125 ciclos nuevos y pretende reducir el abandono del 35% en grados medios hasta un 10%


Adecuar la oferta a las necesidades de cualificación de las empresas andaluzas y ajustar las plazas para que miles de jóvenes no se queden fuera del sistema son algunos de los objetivos de la nueva Formación Profesional que ha defendido el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, en el desayuno informativo organizado por el periódico La Razón en Sevilla.

Para ello, ha asegurado el titular de Educación y Deporte es «imprescindible» una planificación distinta a la que se estaba haciendo y que dejaba sin plaza cada año aproximadamente a 35.000 estudiantes. «No se concibe que haya personas sin plazas por un lado y plazas sin ocupar por otro», ha afirmado.

Así, Javier Imbroda ha informado de que la Consejería ha realizado un mapeo y una prospectiva de necesidades para poder diseñar una oferta para el curso 2019/20 basada en las necesidades de cualificación de los sectores productivos y los territorios. «No se ha hecho a ciegas, ni es fruto de la inercia sino que se encuentra enmarcada dentro de las áreas estratégicas para Andalucía, RIS3, entre las que se encuentra el turismo, la salud, el bienestar social, la agroindustria, la industria avanzada vinculada al transporte y le eficiencia energética, entre otros. Además, ha añadido que «se trata de ofertar con fundamento, con criterio, lo que realmente se necesita para evitar ese abandono escolar desorbitado y esas miles de plazas sin cubrir».

Por lo tanto, la Consejería de Educación y Deporte ha ofertado para el próximo curso un total de 124.998 plazas repartidas entre todas las modalidades, es decir 4.103 puestos escolares más respecto al año pasado. Se han autorizado 122 nuevas ofertas de ciclos formativos, de los cuales 84 son de nueva creación y suponen, por tanto, un crecimiento neto respecto al curso anterior, se pasa de 2.867 a 2.951 ciclos.

También se han autorizado 44 nuevos grupos de alumnos de ciclos ya existentes pero con una demanda no cubierta desde hacía años, como puede ser el caso de ciclos de Sanidad o Servicios a la Comunidad. En este sentido, Imbroda ha subrayado que «no sólo aumentamos el número de ciclos y de plazas, sino que hemos ajustado la oferta a las auténticas demandas del alumnado y del mercado laboral». Para ello, se ha llevado a un total de 45 actuaciones entre cambios de perfiles profesionales y traslados de ciclos a otros centros, entre otros.

En su intervención, el consejero ha avanzado otras medidas que se han iniciado para poder aumentar las plazas y adaptarlas a la oferta como abrir por las tardes los centros para que más alumnos puedan estudiar. Así, el próximo curso abrirán sus puertas por la tarde más de 15 centros y darán cabida a más estudiantes.

La Consejería también está valorando la posibilidad de dar becas a aquellos alumnos que quieran estudiar ciclos con alta empleabilidad y plazas libres para facilitar su transporte y la residencia en los lugares donde exista la oferta. «Esto contribuiría», ha destacado el consejero, «a evitar que se queden sin cubrir casi 10.500 plazas como ocurrió el curso pasado».

Otra de las medidas que se van a impulsar es la Orientación Profesional, que contribuirá a reducir al 10% las tasas de abandono, especialmente en los ciclos de Grado Medio. El consejero ha recordado que tras un análisis profundo de la FP de Andalucía existe un abandono del 35% en grados medios y del 25% en superiores.

Una Andalucía Dual

Respecto a la Formación Profesional Dual, en la que el aprendizaje se realiza tanto en los centros docentes como en empresas cuya actividad está relacionada con el perfil profesional, Javier Imbroda ha hecho hincapié en que es uno de los principales objetivos de su departamento y que quiere avanzar dentro del marco de las recomendaciones de la Unión Europea. Para ello, ha informado que se va a realizar un diagnóstico y análisis de las mejores practicas con la Universidad de Granada para definir el modelo de Andalucía.

El consejero ha abogado por establecer un marco estratégico de FP Dual, desarrollar su marco legal y crear una red de centros duales. Además de generar recursos para facilitar la incorporación de las pequeñas y medianas empresas a esta modalidad de enseñanzas. En definitiva, ha asegurado el consejero «queremos una Andalucía Dual». Para el curso 2019/2020 hay ya un aumento de 126 proyectos de FP Dual, lo que significa que podrán optar a esta modalidad 716 alumnos más que el curso anterior, es decir, un total de 6.361 estudiantes.

Otro aspecto que el consejero ha destacado de la FP Dual es que en la convocatoria de proyectos han participado, por primera vez, los agentes sociales en la valoración de los proyectos y se está fomentando la colaboración con empresas que remuneran al alumnado.

Profesorado

Dentro de las líneas estratégicas de la FP que quiere desarrollar, el consejero ha hecho especial mención al papel del profesorado, cuya ayuda es necesaria para transformar y modernizar estas enseñanzas. «Queremos que tengan una formación especializada, completa, continua, que responda a sus necesidades reales y, por eso, vamos a facilitar que se formen en las empresas y a fomentar programas de movilidad del profesorado», ha asegurado.

Javier Imbroda también ha agradecido la implicación de las más de 20.000 empresas andaluzas «que nos apoyan y respaldan», pero ha solicitado que se unan más para transformar Andalucía con la FP como motor de cambio.

Por último, el consejero ha aseverado que la FP es una herramienta educativa clave porque ofrece un aprendizaje práctico que despierta vocaciones en los jóvenes y contribuye a reducir el fracaso escolar; aumenta la competitividad de las empresas y satisface sus necesidades; favorece el empleo generando talento y especialización; fomenta el emprendimiento y aumenta el desarrollo económico de un país.

Por ello, ha destacado Imbroda es necesario que la Formación Profesional se reinvente para mejorar la calidad de la enseñanza, la planificación, cobertura y la diversidad de la oferta y fortalecer el marco legal. Igualmente, el consejero apuesta por una FP innovadora y capaz de internacionalizarse para dar «una excelente» cualificación y capacidad para acceder a un puesto de trabajo en cualquier situación a «nuestro alumnado».

Finalmente, el consejero ha expuesto que las universidades «no pueden vivir de espaldas a la FP» y ha indicado que ya se han iniciado conversaciones con la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, así como con la Universidad de Málaga (a continuación será con la de Sevilla) para crear itinerarios de ida y vuelta desde la FP y desde la universidad, porque también «muchos universitarios quieren hacer FP para especializarse».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre