Inicio andalucía Sucesos.- Ayuntamiento de Aracena rechaza la agresión en el IES y ofrece...

Sucesos.- Ayuntamiento de Aracena rechaza la agresión en el IES y ofrece su apoyo a la familia de la agredida

0

ARACENA (HUELVA), 15 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Aracena (Huelva) ha manifestado este viernes su “absoluta repulsa” por la agresión acontecida este jueves en el IES San Blas de la localidad por parte de una alumna menor a otra, así como han trasladado a la familia de la víctima “todo su apoyo y solidaridad”.

Según informa el Consistorio en una nota de prensa, ante la confirmación por parte del IES San Blas de Aracena y de la Delegación Territorial de Educación en Huelva de “un grave incidente” de agresión por parte de una alumna de dicho centro a otra en las instalaciones del mismo y, tras recabar la información precisa al respecto, desde el Ayuntamiento de Aracena han expresado “su absoluta repulsa” ante un hecho de estas características, ya que, “si cualquier acto de violencia es inadmisible y reprochable, más aún cuando afecta a una persona menor”.

Asimismo, han trasladado “su solidaridad, afecto y apoyo a la menor agredida y a su familia”, los cuales se les han ofrecido directamente desde la Concejalía de Educación.

Tras mostrar su “preocupación añadida porque un incidente de este tipo se produzca en el ámbito educativo”, desde el Consistorio han asegurado que tienen “confianza” en que el centro y la administración educativa “están tomando las medidas para dar la respuesta adecuada a un comportamiento inaceptable como el producido y en que van a seguir trabajando para garantizar la convivencia y el clima de respeto en un centro que siempre se ha caracterizado por ello”.

Por ello, han dejado claro que “van a seguir contando con la colaboración y el apoyo de este Ayuntamiento a través de iniciativas que ya se vienen desarrollando o de otras que se considere oportuno poner en marcha”.

Finalmente, desde el ente local han reiterado la necesidad, especialmente tratándose de un caso que afecta a menores, de respetar los protocolos y las actuaciones que corresponde llevar a cabo a las entidades y profesionales competentes, así como de evitar conductas que puedan contribuir a generar “más dolor, odio y crispación”.