Inicio Andalucía El Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación, 2.480 millones de euros...

El Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación, 2.480 millones de euros en dos años

0

La estrategia pretende convertir el Sistema Andaluz de Conocimiento en motor de progreso y creación de empleo

La Junta de Andalucía ha movilizado para el desarrollo del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación, PAIDI 2020, un total de 2.484 millones de euros durante los dos primeros años de vigencia del mismo, una cantidad que ha superado los 2.285 millones previstos inicialmente para estos ejercicios.

Este Plan pretende convertir el Sistema Andaluz del Conocimiento en motor de progreso, cohesión social, competitividad y creación de empleo. Para ello, se estructuró en torno a 6 objetivos generales, 21 específicos y 81 acciones concretas, en los que trabajan diferentes departamentos de la Junta de Andalucía, que en estos dos años han superado en su conjunto los 2.480 millones de euros de inversión, de los 7.000 millones que el PAIDI contempla hasta final del marco para alcanzar el 2% del PIB en inversión en I+D.

Aunque el PAIDI 2020 implica al conjunto de la Junta de Andalucía, la Consejería de Economía y Conocimiento asume una importante carga de inversión a través de las competencias en materia científica.

Entre los aspectos destacados del Plan, se produce un cambio de filosofía y en las fórmulas de gestión de la I+D+i en Andalucía, donde las universidades, como principal actor del Sistema Andaluz del Conocimiento, pasan a ocupar un papel protagonista, simplificando administrativamente, evitando duplicidades y generando mayores sinergias con la Junta y el sector privado.

Este cambio se ha sustentado en la nueva estructura de financiación del Sistema Universitario Público Andaluz, introducida en 2017, que ha permitido ayudas directas a los grupos de investigación, que se distribuyen según los resultados obtenidos, y que en 2018 tiene asignados 10 millones de euros, y financiación de los planes propios de investigación, lo que permite a las universidades ampliar sus opciones de desarrollar una política científica propia, a lo que se destinan otros 10 millones de euros este año.

Bajo este concepto de financiación básica de la investigación universitaria se encuentra también el programa de capacitación de jóvenes en materia de I+D, una iniciativa dotada a través del Fondo Social Europeo, en el marco del Sistema de Garantía Juvenil, que permite a las universidades contratar a jóvenes menores de 30 años para obtener formación y adquirir competencias profesionales en el ámbito científico.

Dentro de este programa, durante 2017 se ha hecho efectiva la contratación de 2.348 personas por parte de las universidades andaluzas y, para este año, los Presupuestos de la Comunidad renuevan este programa con una partida de 33,4 millones de euros.

Planes de excelencia

Del mismo modo, como parte de la revisión de la financiación universitaria, en 2017 la Consejería de Economía y Conocimiento puso en marcha planes de excelencia que ofrece a las universidades recursos adicionales en función de los logros alcanzados, tanto para docencia como investigación. Esto les permite reforzar ciertas líneas de actividad, favorecer la convergencia y llevar a cabo políticas de atracción y retención de talento dentro de la carrera científica.

Los planes de excelencia vinculados con los objetivos del PAIDI 2020, con una dotación que ronda los 12,6 millones en el presente ejercicio, serían para másteres y doctorados; captación de talento y apoyo a los Campus de Excelencia Internacional; impulso a las editoriales universitarias; acceso a infraestructuras y equipamiento científico; e internacionalización docente, investigadora y de gestión.

Asimismo, entre los objetivos del PAIDI destaca avanzar en la estabilización del personal investigador, permitiendo el desarrollo de la carrera científica en unas condiciones de empleo de calidad, una premisa que partía de la situación derivada de la tasa de reposición, que afecta de manera directa al relevo generacional y genera un envejecimiento de las plantillas.

Ante esta situación, la Junta viene aplicando una estrategia dentro de los límites de la tasa de reposición, autorizando la contratación de personal por necesidades urgentes e inaplazables bajo la figura, sobre todo, del ayudante doctor, que permite progresión a los docentes e investigadores más jóvenes, dotándolos de expectativas de estabilidad. Así, entre los cursos 2014/2015 y 2016/2017 se han autorizado para dicha figura 1.048 contrataciones.

Junto a ello, la Mesa General de Negociación, donde están representadas las diez universidades públicas andaluzas y los sindicatos UGT, CCOO y CSIF, además de la Junta, ha alcanzado un acuerdo que permite el inicio de la recuperación de derechos laborales del personal público universitario, tanto del docente e investigador (PDI) como de administración y servicios (PAS).

En 2017 se convocó también el programa Talentia, que ofrece a los jóvenes con mejor expediente la oportunidad de completar su formación cursando un postgrado en las mejores universidades del mundo. El pasado año se concedieron 34 becas y, para este 2018, está prevista una nueva convocatoria y activar la línea Talentia Doctorado.

Más de 70 millones para I+D+i

En materia de incentivos a la I+D+i, se ha convocado a través de las universidades públicas un nuevo programa de ayudas a la I+D+i, dotado con 70 millones de euros hasta 2021 y cofinanciado con el Programa Operativo FEDER. De estos 70 millones, las universidades han decidido movilizar en 2018 un montante de 35,8 millones de euros para proyectos de fomento y generación de conocimiento frontera, proyectos de conocimiento orientado a los retos de la sociedad andaluza y para iniciativas de fomento de la participación en el Programa Marco europeo Horizonte 2020.

Esta convocatoria se suma a las abiertas por Economía y Conocimiento a finales de 2017 de ayudas a las infraestructuras de I+D+i en universidades, OPI y centros públicos, dotada con 20 millones; ayudas a las infraestructuras de I+D+i y de actividades de transferencia en Institutos Universitarios y Centros de investigación candidatos a los sellos ‘Severo Ochoa’ y ‘María de Maeztu’, con nueve millones, y actividades de transferencia de conocimiento y tecnología entre universidad y empresa, con siete millones de euros.

Por otro lado, la Junta ha iniciado la elaboración de una Estrategia para el Impulso y Consolidación de la Compra Pública de Innovación (CPI), una fórmula de licitación que actúa mediante la demanda de servicios y productos que no se encuentran aún disponibles en el mercado a partir de la detección de una necesidad de la administración, y se ha aprobado la creación de un Consejo Asesor del PAIDI, que asesorará a los responsables del Gobierno andaluz sobre las distintas iniciativas a llevar a cabo en materia de I+D+i.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre