Inicio Andalucía El cribado de cáncer de colon se extenderá a los centros de...

El cribado de cáncer de colon se extenderá a los centros de salud durante 2018

0

La consejera de Salud, en el desayuno informativo de Europa Press, defiende la sostenibilidad y universalidad de la sanidad

La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha anunciado durante su intervención en el desayuno informativo de Europa Press que el cribado de cáncer de colon se extenderá a todos los centros de salud de la sanidad pública andaluza durante 2018. Así, ha explicado que este mismo mes se iniciará la extensión del programa de cribado que ahora está en 25 centros de salud para que se complete su implantación antes de que finalice el año. La consejera ha manifestado que esta patología es «una prioridad para el Gobierno andaluz porque es un problema de salud pública importante», por lo que el cribado «será priorizado para este año dentro del Plan Integral de Oncología».

En su intervención, Marina Álvarez se ha referido a la sostenibilidad del sistema sanitario y a la necesidad de una apuesta política para garantizarla, además de dar respuesta a las necesidades de salud de la población, disponer de recursos, una utilización eficiente de ellos y la legitimidad de los profesionales y de la ciudadanía. En este sentido, ha destacado que en Andalucía la «decisión política está garantizada» y que la sanidad pública ha conseguido situarse en los primeros puestos de la vanguardia y la innovación en gestión, con «políticas de eficiencia que han sido el espejo, no solo de comunidades de nuestro entorno, sino del Sistema Nacional en su conjunto y de países comunitarios y extracomunitarios».

De este modo, ha insistido en la necesidad de dedicar los recursos necesarios y ha recordado que en Andalucía el presupuesto para 2018 es de 9.809 millones de euros, un 5,4% más que en 2017, mientras que en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) se disminuye el porcentaje del PIB dedicado a la sanidad al 5,8%. En cuanto a las medidas de eficiencia, ha resaltado el uso racional de los recursos, las mejoras en la gestión, la implicación de los profesionales, los retornos generados por la I+D+i, la política de calidad o la prevención y la promoción.

Así, Álvarez ha recordado que desde 1990 Andalucía viene aplicando medidas para el uso racional del medicamento como la prescripción por principio activo y que la comunidad ha sido pionera en la puesta en marcha en 2012 de las selecciones públicas de medicamentos. Ha señalado que esta medida está avalada por la Organización Médica Colegial y por la Asociación de Acceso Justo al Medicamento, además de por el Tribunal Constitucional, y ha permitido un ahorro superior a los 500 millones que revierten en la sanidad pública.

Asimismo, ha señalado que la universalidad es uno de los mayores retos de la sanidad y que en Andalucía se ha protegido a la población más vulnerable con la decisión «solidaria y de salud pública» de mantenerla, a pesar del RD16/2012, que dejó sin derecho a la atención sanitaria pública a muchas personas, exigiendo nuevamente su derogación ya que «excluir a la población del derecho a la salud no es una medida de ahorro, sino todo lo contrario», ya que la «sanidad universal contribuye a mejorar el nivel de salud de la población, aumenta la cohesión social y es motor económico». Así, ha recordado que 47.000 personas inmigrantes en Andalucía disponen de un documento de reconocimiento temporal que garantiza el acceso al sistema sanitario público.

Álvarez ha manifestado que la sanidad «no debe ser usada como arma política» y que se debe proteger desde la «administración pública, la sociedad, los grupos políticos, los sindicatos y los medios de comunicación».

La consejera ha asegurado que, hasta la fecha, la Estrategia de Calidad de la sanidad pública andaluza ha permitido mantenerla gratuita, universal, equitativa, solidaria y de calidad, además de orientar actuaciones a mejorar los resultados en salud, tener en cuenta las expectativas, necesidades y valores de la ciudadanía e impulsar el desarrollo profesional. De este modo, ha señalado que ahora se plantean retos como «avanzar en trasparencia, confianza y conseguir la corresponsabilidad de la ciudadanía, los profesionales y del sistema sanitario en la utilización de los recursos y la gestión de nuestros centros».

La titular de Salud ha recordado que la sanidad pública cuenta con hitos como el nacimiento del tercer bebé HLA idéntico, la fabricación de piel para el tratamiento de quemados o el tratamiento de una arritmia en un bebé por radiofrecuencia que surgen en el día a día porque la «sanidad pública compagina lo cotidiano con lo extraordinario».

Marina Álvarez ha destacado también el conjunto de medidas del Gobierno andaluz en torno a los profesionales sanitarios para paliar la situación generada en los años de crisis, como la recuperación de jornada y salario al 100% y la convocatoria de las Ofertas de Empleo Público más amplias del país con más de 29.000 plazas. Ha recordado también el proceso de interinización de más de 15.000 profesionales y medidas para paliar el déficit de especialistas, una «problemática que afecta al conjunto del país».

Renovación de la Atención Primaria

Marina Álvarez ha resaltado la Estrategia de Renovación de Atención Primaria que está llevando a cabo la Consejería de Salud como otra medida de eficiencia y sostenibilidad y la apuesta por la Junta porque la «puerta de entrada al sistema se constituya en el gestor de toda la asistencia sanitaria que necesita un paciente». Dentro de esta iniciativa se han incorporado profesionales de diferentes perfiles; se ha recuperado el equipo básico de referencia, compuesto por médico y enfermera, favoreciendo una atención más personalizada, y se ha puesto en marcha del plan de Atención Integral a pacientes crónicos complejos mediante equipos multidisciplinares (médico, enfermero, trabajador social o internista, entre otros), creando planes de atención personalizados, y participando el propio paciente y el cuidador en la definición de los mismos.

Además, se está aumentando la capacidad de resolución diagnóstica y terapéutica con la incorporación de nuevo equipamiento con una inversión de 8,5 millones de euros para 195 nuevos equipos diagnósticos, la formación en ecografía, la posibilidad de solicitar pruebas diagnósticas, la potenciación de la cirugía menor ambulatoria y otros procedimientos como infiltraciones, la implantación de la teledermatología o el programa de detección precoz de la retinopatía diabética. Asimismo, se está mejorando el equipamiento informático con una inversión de 7,2 millones de euros para su renovación y se han llevado a cabo mejoras en infraestructuras. Un ejemplo es que en 2017 se han invertido 2,6 millones en obras de mejoras de la accesibilidad y confort en 103 centros de salud y en 2018 se destinarán otros cinco millones.

Álvarez ha destacado también las medidas preventivas y de promoción de la salud como Forma Joven y Creciendo en Salud, Rutas para la Vida Sana, los Grupos Socioeducativos (GRUSE) o la Red Local de Acción en Salud (RELAS).

Aplicación de las TIC e I+D+i

La consejera ha destacado la importancia del impulso de las TIC y la I+D+i como medidas de eficiencia y ha recordado que Andalucía comenzó con la implantación de la Historia de Salud Digital Única y la Receta Electrónica y ha continuado con otras iniciativas como Salud Responde, la historia clínica en movilidad, el Módulo de Pruebas Analíticas, el sistema de imagen digital, la telemedicina, Clic Salud, las App de salud o la aplicación de las TIC para la cronicidad. Estas tecnologías, según ha destacado Álvarez, permiten por otra parte otra forma de relación de la ciudadanía con el sistema (pedir o cambiar citas, consultar la historia, recordatorio de citas en hospital etc.), como el uso de la población de las plataformas virtuales (interSAS y Salud Responde) con 54 millones de gestiones realizadas en el último año.

En cuanto a investigación y la innovación, la máxima responsable de la sanidad pública andaluza ha señalado que se trata de una línea más de producción y ha enumerado desde la promoción de la investigación en Atención Primaria (con convocatorias específicas de investigación), hasta el desarrollo de políticas de recursos humanos centradas en investigadores de carrera. Álvarez ha recordado que la investigación y la innovación mejoran los resultados en salud, por lo que «debemos, también por equidad, buscar la excelencia de todos nuestros profesionales a través de esta actividad».

Así, ha destacado que el presupuesto para investigación del ejercicio 2017 ascendía a 88,1 millones de euros que, unidos a la convocatoria específica de proyectos de investigación para Cádiz (ITI Cádiz – Proyectos I+i), por la que Salud ha concedido más de siete millones de euros de forma extraordinaria, se puede «alcanzar en 2017 el máximo histórico de fondos gestionados para investigación en Andalucía». Por otra parte, ha recordado que el montante total que destinadodesde esta Consejería para el año 2018 a investigación alcanza los 94 millones de euros, incluyendo la captación de fondos a través de ensayos clínicos o convocatorias competitivas.

Además, ha señalado que hay innovaciones que sirven de apoyo a la investigación como el ReVECA, primer registro de España de personas voluntarias para participar en ensayos clínicos, o la creación del Registro de Donantes de Muestras para la investigación biomédica en Andalucía, también pionero a nivel nacional. En este sentido ha destacado el papel de la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Andalucía (AETSA), «aportando evidencia para la utilización de nuevos fármacos y tecnologías, elaboración de guías de práctica clínica o el soporte a los procesos asistenciales integrados».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre