Inicio Andalucía El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo presenta la obra Found Dead, del...

El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo presenta la obra Found Dead, del Ibon Aranberri

0

La instalación escultórica, depositada en el CAAC por el propio autor vasco y el galerista Pepe Cobo, forma ya parte de los exteriores del antiguo monasterio

El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) ha presentado la pieza Found Dead (Hallado muerto) del artista vasco Ibon Aranberri (Deva, Guipúzcoa, 1969), depositada en el museo por el propio autor y por el galerista sevillano Pepe Cobo. La obra se ha instalado en el Arco de San Miguel, en la zona monumental del antiguo Monasterio de la Cartuja, cercana a algunos restos arquitectónicos y arqueológicos dispuestos ahí tras la restauración del monumento a principios de los años 90. Found Dead fue expuesta por primera vez en la galería Pepe Cobo de Madrid en 2007, posteriormente se exhibió en las exposiciones de media carrera que realizó, en 2011, en la Fundació Tàpies de Barcelona y, en 2014, en la Secession de Viena.

Esta escultura forma parte de uno de los proyectos más extensos de Ibon Aranberri, que bajo el título de Política Hidráulica, se dispone en una acumulación múltiple de vistas aéreas enmarcadas que recogen embalses artificiales de la Península Ibérica, construidos a lo largo del siglo XX y que fue expuesto en 2007 en documenta de Kassel y posteriormente adquirido por el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía para su colección.

En Found Dead (2007-2011) Aranberri analiza la figura del obelisco y su uso por parte del aparato estatal a lo largo del siglo XX. La instalación presenta, dispuestas en el suelo, las piezas numeradas para la confección seriada y modular de uno de estos monumentos. El obelisco, utilizado profusamente en el periodo de mayor desarrollo del imperio español, tiene la función de diferenciar un territorio específico asociándolo a un evento singular y único. Sin embargo, el uso de monolitos producidos industrialmente en las construcciones arquitectónicas relacionadas con la burocracia estatal contradice esa pretendida singularidad originaria del monumento.

Con esta instalación, Aranberri hace alusión a la pérdida progresiva de unidad y singularidad del obelisco, al tiempo que establece una relación entre escultura y ruina (el destino que depara al monumento y lo devuelve en cierto modo al estado originario, inmóvil, de la piedra como materia primordial no modificada por la mano humana), y entre monumento histórico y documento (el monumento convertido en información), a la vez que hace una referencia irónica a la escultura minimalista, considerada la última vanguardia moderna.

Found Dead surge como una extensión de las líneas de trabajo que bajo formatos y medios múltiples el artista Ibon Aranberri ha desarrollado en los últimos años. A diferencia de otros episodios de su trayectoria en los que la sala de exposiciones sugería un espacio de consulta, aquí, el ejercicio de la exposición adopta su propio arquetipo, configurándose como un objeto en sí mismo, una construcción autónoma que regresa al formalismo de la escultura.

En este caso, lo escultórico acaba condensándose en una entidad opaca; los orígenes que la han inspirado quedan anulados en un simulacro formal con la resonancia de su propia definición académica. Así, se escenifica la irreversibilidad entre una funcionalidad simbólico-transmisora de la escultura clásica y el hermetismo autoreferencial de la escultura abstracta, paradigmática de la tradición Moderna. Found Dead es una forma muerta, una negación de la posibilidad narradora.

Currículum de Ibon Aranberri

Ibon Aranberri estudió Bellas Artes en Bilbao y ha vivido en Nueva York, Japón y Berlín. Formado originalmente como escultor, trabaja en una amplia variedad de formatos, entre ellos la escultura, la fotografía, el cine y la prácticas colaborativas. La obra de Aranberri se centra habitualmente en la intervención humana dentro el entorno natural, llegando a un análisis de la compleja superposición de historia, cultura, estética y política que nos rodea. Su trabajo, preciso y analítico, examina concienzudamente códigos de significación y representación. Al mismo tiempo, se caracteriza por un alto grado de rigor y resolución estética que abarca desde sus objetos individuales a sus meditadas presentaciones expositivas de carácter conceptual. Aranberri ha expuesto su obra individualmente en instituciones como Vienna Secession, Fundació Tàpies, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Kunsthalle Basel y Frankfurter Kunstverein, entre otras, y ha participado en numerosas muestras colectivas en todo el mundo. En 2007 fue invitado a formar parte de documenta 12.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre