Inicio Andalucía El antiguo Hospital Militar de Sevilla se convertirá en un bloque quirúrgico...

El antiguo Hospital Militar de Sevilla se convertirá en un bloque quirúrgico dependiente del Virgen del Rocío

0

El consejero de Salud y Familias defiende en el Foro Joly que el actual Gobierno atiende «demandas históricas»


El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha señalado que la recuperación para el uso sanitario del antiguo Hospital Militar Vigil de Quiñones, en Sevilla, es «un objetivo de la legislatura en la que nos encontramos, y para ello nos hemos propuesto habilitar en él un bloque quirúrgico de cirugía mayor ambulatoria (CMA) con diez quirófanos y una unidad de recuperación postanestésica (URPA), al tiempo que pondremos en funcionamiento una zona de consulta de especialidades y pruebas diagnósticas y un área de Salud Mental». El consejero ha realizado estas declaraciones en el curso del Foro Joly, celebrado en el hotel NH Collection de la capital hispalense.

Durante el acto -al que ha acudido la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, y que ha estado conducido por el director de Diario de Sevilla, José Antonio Carrizosa- el consejero ha añadido que el proyecto para reflotar el antiguo Hospital Militar contempla «el acondicionamiento de toda la parcela del complejo sanitario, que incluye otras dependencias, como son el centro de salud de los Bermejales, una unidad de Salud Mental, la sede del Distrito Sanitario Sevilla y la central de la Empresa Pública de Emergencia Sanitaria (EPES) con un helipuerto activo. «La dependencia funcional de estos usos del antiguo Hospital Vigil de Quiñones sería del Hospital Universitario Virgen del Rocío, que necesita más quirófanos y espacios de consultas para enjugar con eficiencia las listas de espera», ha indicado Aguirre.

La intervención del consejero en el Foro Joly se produce cuando está próximo el primer aniversario del Gobierno del cambio, gracias al que «hemos conocido aspectos sobre cómo se gestionaba la sanidad andaluza que permanecían ocultos a los ciudadanos; los principales ejemplos son que medio millón de andaluces no constaban en las listas de espera; que se realizaban contratos de trabajo que los tribunales nos dicen ahora que no se ajustaban a la legalidad; y que, por una orden política, se incrementaban los datos del número de andaluces vacunados, entre un diez y un catorce por ciento, que se remitían al Ministerio».

El consejero ha defendido que su consejería está «resolviendo reclamaciones históricas», y ha puesto como ejemplo las ayudas sociales a personas con hemofilia y otras coagulopatías congénitas que hayan desarrollado la hepatitis C (VHC) como consecuencia de transfusiones o tratamientos con concentrados de factores de coagulación en el ámbito del sistema sanitario público de la comunidad autónoma de Andalucía. «Destinamos 3,3 millones de euros a estas ayudas, ya convocadas, y a finales de 2019 habíamos recibido 249 solicitudes». Al tiempo, ha recalcado que «hemos puesto en marcha un plan de choque contra las listas de espera quirúrgicas que da resultados, hemos reducido en un 13,7 por ciento de las listas de espera, en las que hay ahora 4.350 pacientes menos, tras la activación, el pasado 1 de abril, del plan, que continua en marcha». Aguirre ha subrayado también que en Salud y Familias «trabajamos para que no haya listas de espera en la tramitación, renovación y ayudas a partos en el primer trimestre de 2020».

Entre los cambios destacados en la sanidad andaluza durante el primer año de Gobierno, el consejero ha dicho que «si comparamos el Presupuesto de 2020 con el último del anterior Gobierno, se destinarán a la sanidad 1.214 millones de euros más en Andalucía: la inversión en sanidad se situará en 2020 en el 6,4 por ciento del PIB regional, de Andalucía, cuando en 2018 representó el 6,1 por ciento».

El consejero ha subrayado, además, que «este Gobierno ha priorizado a nuestros profesionales». Los datos hablan por sí solos: «La diferencia en los gastos de personal entre el Presupuesto de 2020 con el Presupuesto de 2018, último presupuesto del Ejecutivo anterior, es un aumento de 472 millones, es decir, de un 10,7 por ciento». El consejero ha recalcado además que «respecto a 2018, la plantilla del SAS ha crecido en 4.603 profesionales: el incremento en estos doce meses ha sido de 836 médicos (un 6,5 por ciento más) y 1.640 profesionales de enfermería (un 9,8 por ciento más); en el caso de los técnicos de grado medio (auxiliares de enfermería) han crecido en 881, lo que supone un 14,5 por ciento más.

«Estamos revertiendo los recortes del anterior Gobierno de izquierdas. En el Presupuesto de 2020 se destinan 20 millones a la retribución de la atención continuada de todo el personal sanitario para equipararlos a la media nacional, de las antiguas guardias: es una demanda histórica que hemos atendido», ha concluido, no sin antes recordar que la Consejería presentó a finales de 2019 «una propuesta de Acuerdo para la estabilidad y calidad del empleo y el desarrollo profesional» en el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre