Inicio Andalucía El 87,6% de las asistidas en unidades sanitarias de violencia de genero...

El 87,6% de las asistidas en unidades sanitarias de violencia de genero considera "muy bueno" el trato

0

Los Equipos de Salud Provinciales de Atención a la Mujer y Familia han prestado apoyo a 124 mujeres desde que han comenzado su actividad asistencial el pasado 1 de mayo


La gran mayoría de las mujeres que han recibido el alta tras ser atendidas en las unidades de violencia de género de Andalucía considera que la asistencia que han recibido ha sido muy buena. Concretamente, el 87,6% de estas mujeres tienen esa percepción, según una encuesta de satisfacción realizada por el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Ese dato se complementa con que el restante 13,3% considera que la atención ha sido buena, mientras que el 100% de ellas asegura que recomendaría el servicio que le han prestado en sus respectivos Equipos de Salud Provinciales de Atención a la Mujer y Familia. En total, 124 mujeres han sido atendidas en los mismos durante el periodo de pandemia del Covid-19 y, tras recibir el alta, pasan a la supervisión de servicios locales.

La autoestima, el cuidado de los hijos, las relaciones con las amistades, la capacidad para trabajar o la dependencia emocional de la pareja después de ser tratadas por los equipos del Servicio Andaluz de Salud son otras de las cuestiones planteadas en el cuestionario elaborado por el SAS. La mayoría de las mujeres han visto mejorados todos estos aspectos bastante o mucho y muestran su agradecimiento por la ayuda recibida.

La detección precoz, clave

Estos equipos, ubicados en cada una de las provincias andaluzas, comenzaron su actividad asistencial el pasado 1 de mayo, e integran tanto la asistencia primaria como hospitalaria. Su objetivo primordial es prestar una atención integral personalizada a mujeres víctimas de esta violencia y a las personas que dependen de ellas (niños, personas mayores…), a través de profesionales de referencia -enfermeras, psicólogos, trabajadores sociales y médicos de Primaria y urgencias- que se centran en la detección precoz, atención integral e intervención inmediata.

Ya en el pasado mes de enero empezó a rodar esta iniciativa con la formación de los profesionales, enfocada a lograr una valoración exhaustiva de las necesidades de estas mujeres y un acompañamiento continuado desde la detección hasta el comienzo de su nuevo proyecto de vida.

La atención, que se puede llevar a cabo de forma telemática (a través de llamada telefónica o por una consulta escrita en el módulo de citación de Diraya) o presencial, ha favorecido un aumento de las denuncias en un 89% de los casos, la llegada en poco tiempo a la fase de mantenimiento y la reducción de la retirada de denuncias en tan solo un 4%, disminuyendo así el porcentaje de mujeres que sufren una recaída y vuelven a la relación. También es importante resaltar la atención ofrecida a hijos de víctimas y que se han beneficiado de los programas de atención psicológica proporcionados por los equipos durante el primer mes de actividad, y sobre todo que el número de mujeres víctimas mortales por violencia de género es un 0% de las atendidas.

Equipos multidisciplinares y diferenciados

El SAS anunció en enero la creación de equipos multidisciplinares especializados en la atención frente a la violencia de género en un esfuerzo por establecer estrategias para dar respuestas a las Medidas del Pacto de Estado emitidas en el mes de diciembre de 2017 por el Gobierno central y a lo recogido en la II Estrategia nacional para la erradicación de la violencia sobre la mujer 2018-2022, donde se recoge la necesidad «fomentar la creación de unidades o equipos clínicos interdisciplinares y diferenciados en los centros sanitarios».

Así, en Andalucía se ha realizado un análisis de situación de los protocolos, circuitos y recursos locales existentes en el ámbito sanitario para garantizar una correcta integración de los equipos en nuestra comunidad. Del resultado del análisis, se deduce la necesidad de modificar el protocolo andaluz para la actuación sanitaria ante la violencia de género, así como sus algoritmos de actuación y circuitos de coordinación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre