Inicio Noticias de Andalucía Sevilla Animalistas lamentan el ataque mortal de los perros de Villaverde y avisan...

Animalistas lamentan el ataque mortal de los perros de Villaverde y avisan del posible papel del Ayuntamiento

0

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)

Tras la reciente muerte de un anciano de 81 años de edad víctima de un ataque de tres perros de raza bóxer en Villaverde del Río (Sevilla), las asociaciones La Sonrisa Animal (LASA) y Animaluis han lamentado lo acontecido y aprecian una posible «responsabilidad subsidiaria» del Ayuntamiento de dicha localidad, por su «culpa» ‘in vigilando’ con relación a la identificación y registro de los citados canes.

Como consecuencia de tales hechos, según informaban a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, fue detenido un vecino de la urbanización La Doncella de dicha localidad donde sucedió todo, como dueño y por ende responsable de los perros. Dicha persona quedaba posteriormente en libertad con cargos por un presunto delito de homicidio por imprudencia.

Al respecto, las citadas asociaciones lamentan la muerte del anciano, exponiendo que los perros de raza bóxer no figuran en el catálogo de animales potencialmente peligrosos pero «si no son adecuadamente educados, por su peso y fuerza mandibular, pueden resultar peligrosos, sobre todo si se les educa para el ataque, como parece que ha ocurrido».

Las entidades exponen que los ayuntamientos cuentan con las competencias en materia de control y registro de los animales de compañía, avisando de que en el caso del Consistorio de Villaverde del Río, gobernado por el socialista José María Martín Vera, «nunca» ha atendido las «múltiples» comunicaciones transmitidas por tales entidades con relación a «problemas» en materia de animales de compañía, extremo «de su competencia».

AL DEFENSOR DEL PUEBLO

A tal efecto, avisan de que la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, dirigida por Jesús Maeztu, ha incluido varias veces a dicho ayuntamiento en su informe anual sobre administraciones con comportamiento «hostil» frente a las demandas de información.

Y mientras la Guardia Civil constataba que el dueño de los citados perros, que afronta un presunto delito de homicidio por imprudencia, no había implantado el correspondiente chip a los canes, estas asociaciones exponen que «si los bóxer de referencia no estuvieran debidamente identificados y registrados, como ocurre con numerosos perros del municipio, podría presumirse la responsabilidad subsidiaria del Ayuntamiento por su culpa ‘in vigilando’ en este terrible hecho».

Los citados tres perros bóxer, según las entidades, «han sufrido los daños de sus colaterales de las imprudencias de sus irresponsables propietarios», al haber sido ya sacrificados.