Inicio Andalucía Andalucía se incorpora al programa europeo de cría del alimoche para evitar...

Andalucía se incorpora al programa europeo de cría del alimoche para evitar su extinción

0

Cede ocho ejemplares a cambio de que toda su descendencia sea liberada en la comunidad, donde solo se contabilizan 25 parejas


La situación del alimoche en Andalucía es crítica. De las 90 parejas de esta ave necrófaga que había en la comunidad a finales de los 80, ahora solo quedan 25. Es más, ya hay tres provincias donde esta especie ha desaparecido completamente a causa, sobre todo, de la acción del veneno, su principal amenaza. El alimoche es, sin duda, la rapaz más amenazada de Andalucía.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha decidido dar un paso más hacia adelante para evitar la extinción de esta ave, antaño habitual sobrevolando los cielos andaluces, conocida en Europa como el «buitre egipcio» y que cada primavera cruza el Estrecho para reproducirse en Andalucía.

La consejería que dirige Carmen Crespo ha resuelto incorporar la comunidad andaluza al Programa Europeo de Especies Amenazadas para el Alimoche y ceder temporalmente ocho ejemplares a centros especializados existentes en el continente para reforzar la cría en cautividad. A cambio, todos sus descendientes serán liberados en Andalucía. Asimismo, el territorio andaluz pasará a ser una de las zonas prioritarias para la reintroducción de otros ejemplares nacidos en estos centros, aunque estas crías no tengan como progenitores a algunas de las ocho aves cedidas. El objetivo es común: evitar que se extinga el más pequeño de los buitres europeos.

Este acuerdo ha sido posible gracias al trabajo que ya está haciendo la Consejería, junto con Vulture Conservation Foundation (VCF), para la recuperación de otra ave necrófaga, el quebrantahuesos. Esta organización es, actualmente, la encargada de la gestión del Centro de Cría del Quebrantahuesos ‘Guadalentín’ que tiene la Junta en el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén) y, además, es la única en Europa con capacidad legal para gestionar y dirigir los proyectos de cría en cautividad de ámbito internacional para esta especie altamente amenazada.

De esta forma, ocho ejemplares de alimoche que se encuentran acogidos en las instalaciones para la cría del quebrantahuesos de la Junta por sufrir alguna incapacidad para vivir en libertad se incluirán en el programa europeo de reintroducción y reforzamiento de poblaciones en el medio natural. Algunos de estos alimoches llevan ya muchos años en el centro jiennense -el más veterano desde 2003 y el más reciente desde 2012-, por lo que urge incorporarlos cuanto antes al programa de cría.

Instalaciones adecuadas

Gracias a este acuerdo, los alimoches andaluces serán trasladados a centros especializados e idóneos para su reproducción en cautividad, ya que las instalaciones del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas están situadas en una zona de la provincia de Jaén de bajas temperaturas. Para acometer esta fase de traslado, este invierno pasado todas las aves fueron reunidas en unas misma área para facilitar que se emparejasen de forma natural y proceder a su desplazamiento. Hasta el momento, ya se ha formado una primera pareja.

De forma paralela, la Junta seguirá desarrollando actuaciones sobre el terreno y sobre la población existente en el medio natural, dirigidas a la conservación de estas aves. El objetivo es sumar los pollos nacidos en cautividad a las pocas crías que nacen cada año en libertad. De hecho, ya se han seleccionado hasta los lugares donde se realizarán las primeras sueltas de alimoches en Andalucía por técnicos de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.

Solo 25 parejas

Mientras que otras aves necrófagas cuentan con poblaciones elevadas en Andalucía, como el buitre leonado con 2.300 parejas o el buitre negro con cerca de 500, los últimos datos apuntan a que solo quedan 25 parejas de alimoches en la comunidad. En concreto, hay contabilizadas 15 parejas en Cádiz, 5 en Jaén, 2 en Córdoba y Málaga y solo una en Sevilla. En las tres provincias restantes (Huelva, Almería y Granada) esta especie ya ha desaparecido. El principal motivo: el uso de venenos.

A la escasa población de alimoches se suma una distribución tan fragmentada que dificulta, aún más, su reproducción y conservación. Núcleos tan pequeños hacen que el futuro de esta especie sea tan comprometido. Por ello, este Gobierno de Andalucía sí ha decidido dar este paso de incorporarse al programa europeo de cría en cautividad con el que se pretende alejar el fantasma de la extinción del alimoche.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre