Inicio Noticias de Andalucía Andalucía lidera las agresiones de hijos a progenitores durante 2019, según Fundación...

Andalucía lidera las agresiones de hijos a progenitores durante 2019, según Fundación Amigó

0

SEVILLA, 24 (EUROPA PRESS)

Los expedientes abiertos por la Fiscalía de Menores a jóvenes por violencia filio-parental aumentaron en Andalucía un 9,86% en 2019, situándose en los 1.136, frente a los 1.034 registrados durante 2018, según los datos que publica Fundación Amigó en su estudio Violencia filio-parental en España.

La organización señala en una nota de prensa que estas cifras constatan “el grave problema social” al que se enfrenta la sociedad, ya que estima que “sólo se denuncian los casos más graves”, que sitúa entre un 10% y un 15% del total, por lo que es un problema que “en la mayoría de las ocasiones es oculto y es necesario dar visibilidad y concienciar a la población del problema existente”.

Tras analizar las diferentes memorias regionales de las Fiscalías de Menores de cada comunidad autónoma, los datos muestran resultados muy heterogéneos, pues en el conjunto del país aumentaron un 4,6% en 2019, situándose en 5.055 los procedimientos incoados a menores por este tipo de delito, frente a los 4.833 registrados durante 2018. Este tipo de delitos ya supone el 17,8% del total de los expedientes abiertos a menores de edad.

Andalucía es la región donde se abren un mayor número de expedientes a menores por este tipo de delito (1.136 durante 2019), seguida de la Comunidad Valenciana con 837, Comunidad de Madrid con 687, Canarias con 513 y Cataluña con 312.

En Andalucía, el desglose por provincias lo lidera Sevilla con 381. El resto se encuentran a bastante distancia: 73 en Almería, 209 en Cádiz, 127 en Córdoba, 96 en Granada, 36 en Huelva, 31 en Jaén y 183 en Málaga.

“Continúa el aumento de denuncias por casos de violencia filio-parental cada año. Hay que tener en cuenta que estos datos solo señalan las situaciones más graves, ya que existe una cifra negra que no se detecta porque no se llega a la denuncia. Por ello sigue siendo necesaria la labor de sensibilización y prevención que evite la instauración de la violencia en el ámbito familiar”, señala al respecto Irene Gallego, psicóloga de Fundación Amigó.

A su juicio, “es de gran importancia” dotar de las estrategias necesarias a las familias que sufren esta problemática, de forma que un trabajo en red que aúne pautas, formación y conocimiento sobre esta alarmante problemática disminuirá el estigma de las familias que lo viven.

Fundación Amigó ha llevado a cabo un proyecto de investigación para conocer el perfil de las personas que viven situaciones de violencia filio-parental. A través de esta investigación, ha analizado diferentes factores de riesgo que influyen en la incidencia de este tipo de violencia, así como la modificación de la conducta paternal para evitar el conflicto, la no aceptación de la autoridad, el maltrato psicológico y la violencia física.

En esta investigación ha participado una muestra de más de 1.000 personas y la organización concluye que la media de edad de los hijos es de 15 años y medio, y que la de los progenitores es de 46 años y medio.

También constata que el 71,11% presenta el problema cuando los hijos tienen entre 12 y 18 años, que en el 63% la violencia era ejercida por los hijos y en el 37% por las hijas, que el 30,53% se trata de hijos únicos o que en el 74,01% de los casos los hijos han disminuido su rendimiento escolar.

Por último, también reseña que en el 16,81% de los casos los hijos han sufrido acoso escolar, que el 64,35% presenta algún tipo de adicción, que el 40,87% ha sido testigo de algún tipo de violencia y que más de la mitad de las personas (52,6%) forma parte de familias nucleares, seguido de un 26,5%, que son familias monoparentales maternas.