Inicio Noticias de Andalucía Almería Tribunales.-Un jurado popular juzgará al joven acusado de matar a su padre...

Tribunales.-Un jurado popular juzgará al joven acusado de matar a su padre a puñaladas en la calle Alcor

0

ALMERÍA, 25 (EUROPA PRESS)

El joven de 22 años identificado como J.M.P. y acusado de haber matado a su padre de 56 años tras asestarle 25 puñaladas y provocarle una herida inciso-contusa en el pecho a la altura del corazón en la calle Alcor de Almería será enjuiciado por un tribunal de jurado en la Audiencia Provincial.

Fuentes judiciales han confirmado a Europa Press que el Juzgado de Instrucción número 3 de Almería ha incoado el procedimiento del jurado para seguir con la investigación tras la comparecencia del acusado ante la juez instructora, Ana Belén Vico, el pasado viernes para concretar su imputación por los delitos de asesinato y contra la salud pública.

La instructora considera que existen indicios suficientes de que en la madrugada del día 12 al 13 de octubre del pasado año el investigado acudió portando un cuchillo al domicilio en el que vivía su padre, al que se acercó por la espalda cuando éste se encontraba sentado en el salón. Así, sin que tuviera posibilidad alguna de defensa, le habría dado una puñalada en el pecho, para posteriormente asestarle otras 25 cuchilladas más antes de abandonar la vivienda.

Asimismo, cree que hay evidencias de que hasta el 15 de octubre de este año el acusado se ocupaba en la preparación de marihuana con destino al tráfico ilícito, a partir de las sustancias intervenidas en su vivienda, donde se hallaron más de 300 gramos de marihuana en proceso de secado.

Sin que por el momento el Ministerio Fiscal ni la defensa, que en el acto de comparecencia solicitó el sobreseimiento de las actuaciones, hayan pedido más pruebas, la juez apunta a los indicios detectados a través de las diligencias policiales y judiciales practicadas tras la declaración del investigado, algunos testigos y los informes periciales para continuar la instrucción del caso por el procedimiento del jurado.

«AÑOS DE MALOS TRATOS»

El presunto parricida, detenido pocos días después de la aparición del cadáver, se habría «obcecado» tras mantener una fuerte discusión con su padre la noche de los hechos tras haber soportado «años de malos trato», tanto él como su madre, según la versión ofrecida a los agentes poco después de su arresto.

Fuentes de la investigación apuntaron los supuestos maltratos sufridos por el joven, que aún vivía con su padre, y por la madre, con la que ya no convivía. En este sentido, el detenido tampoco aprobaba una relación que su progenitor había iniciado recientemente, lo que habría desencadenado la discusión.

El joven confesó el crimen en dependencias policiales tras encontrarse ropa en su vivienda con restos de sangre de la víctima, quien habría fallecido la noche del 12 de octubre de 2019. El joven se reveló como uno de los principales sospechosos después de que los agentes lograran situarlo en la escena la noche de los hechos, algo que «en una primera declaración policial negó a los agentes».

Así, tras un registro «exhaustivo» en la vivienda del presunto parricida, la Policía Nacional halló varias prendas de ropa con restos de sangre de su padre muerto. En este sentido, y durante una segunda declaración en la Comisaría Provincial, el joven «de manera espontánea» confesó «el crimen y su autoría».

El caso, sobre el que inicialmente se declaró el secreto sumarial, se inició para tratar de aclarar un presunto delito de homicidio y otro contra la salud pública, ya que en la vivienda también se hallaron cerca de una decena de plantas de marihuana.

Los agentes descubrieron el cadáver del varón en el interior de su vivienda, en posición decúbito prono en el suelo del salón, y sobre un gran charco de sangre. Cerca del finado, los investigadores hallaron un cuchillo de cocina de grandes dimensiones manchado de sangre.

En concreto, el fallecido tenía una herida inciso cortante en el pecho a la altura del corazón, y otra de menor entidad en la zona del cuello, además de otras 25 puñaladas producidas por un arma blanca, alguna de las cuales impactó en órganos vitales. Las punzadas que presentaba en el cuello y en la espalda apenas le permitió moverse unos pasos por la casa, ubicada al norte del barrio de Los Ángeles.

El cadáver del hombre fue encontrado poco antes de las 9,50 horas del día 13 por la pareja del fallecido, quien alertó a los servicios de emergencias. Según los testigos, el hombre había vuelto solo a su casa la noche anterior tras haber salido.