Inicio Noticias de Andalucía Almería La UAL dispone la “máxima presencialidad” para el próximo curso con “planes...

La UAL dispone la “máxima presencialidad” para el próximo curso con “planes de contigencia” en caso de alertas

0

ALMERÍA, 31 (EUROPA PRESS)

La Universidad de Almería (UAL) prevé que los alumnos vuelvan durante la mayor parte del tiempo a las aulas durante el desarrollo del curso académico 2021/2022 aunque los equipos deberá establecer “planes de contingencia” que contemplen las adaptaciones necesarias en función del nivel de alerta sanitaria que establezca la normativa vigente.

Así consta en la instrucción emitida por el Vicerrectorado de Ordenación Académica de la UAL, consultada por Europa Press, en la que se ofrecen directrices sobre la planificación de la docencia y evaluación del próximo curso, en el que la tendencia será recuperar la “máxima presencialidad en la docencia y en la evaluación” conforme a las indicaciones emitidas hasta el momento por las autoridades universitarias.

Así, las guías docentes de los cuatrimestres primero y segundo, así como las anuales, establecerán la programación del curso según la modalidad verificada del título, pero deberán incluir un plan de contingencia que contemple las adaptaciones de la asignatura en función de los niveles de alerta sanitaria, lo cual deberá además extenderse a las guías de prácticas académicas externas y trabajos fin de estudios.

Dicho plan de contingencia deberá tener en cuenta así los niveles de alerta sanitaria bajos o moderados, en los que “toda la docencia deberá realizarse de forma presencial en el horario y aula asignada para cada grupo y asignatura”. En el caso de los títulos semipresenciales o con asignaturas multimodales, la docencia presencial “se ajustará al porcentaje establecido en la memoria de verificación o en la resolución de la convocatoria para el desarrollo de asignaturas mediante enseñanza multimodal”.

Asimismo, en el caso de que se den altos niveles de alerta sanitaria, los grupos docentes de cada asignatura “se impartirán de forma no presencial” por videoconferencia en el horario asignado para cada grupo. De otro lado, las prácticas experimentales, Practicum, o actividades similares mantendrán la presencialidad en todo caso.

Con carácter general, si el número de estudiantes matriculados en los grupos docentes, de trabajo o reducidos, fuese superior al aforo aconsejado o permitido, la clase impartida en el aula deberá ser emitida en modo síncrono, y deberá establecerse un mecanismo de asistencia rotatoria de estudiantes, según la instrucción.

En cuanto a la evaluación de las asignaturas en las convocatorias ordinaria y extraordinaria finales que estuvieran previstas en la guía docente, se realizarán de forma presencial o en el formato verificado “garantizando las medidas de seguridad e higiene específicas”.

“Considerando que a lo largo del curso académico puede producirse cierta incertidumbre en el desarrollo de la actividad académica presencial, se recomienda priorizar la evaluación continua, dentro del margen que permita la memoria verificada del título y los planes de contingencia, mediante pruebas o actividades de evaluación que combinen formatos compatibles tanto con la presencialidad como con la no presencialidad, atendiendo las primeras a los aforos de las aulas asignadas para la docencia”, expone el documento.

Así, en los casos de trabajadores especialmente sensibles o de estudiantes con reconocimiento de grupo de riesgo ante la covid-19, así como los profesores o estudiantes que se encuentren en cuarentena por posible contagio o por contagio confirmado, la adaptación de la docencia y evaluación, en su caso, se realizará según la resolución de su reconocimiento y los protocolos vigentes.