Inicio Noticias de Andalucía Almería El obispo coadjutor ante la llegada de pateras: “Debemos tener las puertas...

El obispo coadjutor ante la llegada de pateras: “Debemos tener las puertas abiertas y ayudar en lo posible”

0

ALMERÍA, 28 (EUROPA PRESS)

El obispo coadjutor de Almería, Antonio Gómez Cantero, ha hecho referencia este martes a las épocas anteriores en la que los españoles migraban a otros países de Europa o América para recordar que “debemos tener las puertas abiertas y ayudar en la medida de lo posible a los que llegan ahora” tras el rescate de más de 160 personas en las últimas 14 horas y el hallazgo de nueve cuerpos sin vida durante la pasada semana en las costas de Almería.

“Yo sé que a veces es difícil tener las manos abiertas porque nuestra tendencia es conservar lo propio, pero desde la fe cristiana no debe ser así, el ayudar al prójimo es uno de los mandamientos fundamentales que tenemos junto con el de amar a Dios”, ha manifestado Gómez Cantero a preguntas de los medios tras una rueda de prensa.

El prelado ha recordado que los movimientos de personas en la historia de la humanidad “son normales” porque “todo el mundo busca una vida mejor”. “Nosotros hemos vivido mal en épocas anteriores y hemos tenido que emigrar”, ha recordado el obispo coadjutor, quien ha recordado además ante la situación que se vive en La Palma que ya “cuando el Teneguía hace unos 40 años lanzaba lava, muchísima gente de La Palma se fue a Venezuela a vivir porque no tenía de qué vivir”.

De este modo, aunque ha reconocido que “no sea fácil” cumplir con los mandamientos cristianos, ha instado a llevarlos a la práctica porque así “será más fácil que seamos más solidarios con esta gente” que atraviesa el mar Mediterráneo en su interés por llegar a Europa.

Para la tarde de este martes las entidades Almería Acoge, Sedim Migraciones, Cepaim y Cáritas han convocado una concentración en la Plaza del Educador, en la que se procederá a la lectura de un manifiesto para exigir un Mediterráneo “solidario, sin más muertes”.

Los convocantes señalan que “no puede perderse la conciencia” después de que la realidad “nos siga mostrando la cara más cruda de muertes intentando llegar a nuestras costas” y piden que la sociedad “no se quede callada”.