Inicio andalucía Unidas Podemos señala la “discriminación” que sufren los “acentos del sur” en...

Unidas Podemos señala la “discriminación” que sufren los “acentos del sur” en una PNL en la que reivindica su “dignidad”

0

SEVILLA, 29 (EUROPA PRESS)

El Grupo Parlamentario Confederal Unidas Podemos-En Comú Podem Galicia en Común ha registrado una proposición no de ley (PNL) para su debate en la Comisión de Cultura y Deporte del Congreso de los Diputados en la que reivindica la “dignidad de todas las variedades y modalidades lingüísticas”, y alude a la “discriminación” que sufren acentos como los “del sur” de España.

Así se recoge en esta iniciativa, consultada por Europa Press, en la que se sostiene que, “en España, los acentos más discriminados son los del sur”, y con la que el grupo de Unidas Podemos quiere, por un lado, que el Congreso de los Diputados inste al Gobierno a “realizar una campaña institucional para reivindicar la dignidad de todas las variedades y modalidades lingüísticas”.

Y, en segundo lugar, que el Congreso inste al Gobierno a “tomar las medidas necesarias para garantizar la igualdad real y efectiva, y la no discriminación por acento”.

La proposición no de ley, que va firmada por la diputada por Sevilla María Márquez –profesora, además, de Lengua Española de la Universidad de Sevilla–, y por la portavoz del citado grupo confederal Sofía Fernández Castañón, defiende que “los acentos son el reflejo de nuestras historias, nuestras raíces y vínculos territoriales”.

“Nuestros acentos y, en general, las formas en que utilizamos el lenguaje proporcionan información sobre nosotros a los demás: son valiosos indicios sobre nuestro lugar de origen, clase social, nivel sociocultural, sexo, etc”, abunda la exposición de motivos de la iniciativa, que agrega que esto quiere decir que “el modo en que una persona habla es un rasgo constitutivo de su existencia individual y social, por lo que es importante protegerla y no castigarla, ya que atacarla constituiría una discriminación ligada al propio concepto de la identidad personal y social”.

DISCRIMINACIÓN POR ACENTO

Sin embargo, “con frecuencia, estas modalidades lingüísticas son objeto de burla, de estigmatización e incluso de discriminación”, advierte Unidas Podemos en su iniciativa, en la que cita el término “glotofobia”, acuñado por el sociolingüista Philippe Blanchet, profesor de la Universidad francesa de Rennes-2 en Bretaña, que sirve para hacer referencia “a la discriminación que sufren los hablantes de variedades alejadas del estándar y que afecta al cumplimiento de derechos básicos, como el derecho al trabajo o a la vivienda”.

Al respecto, la proposición no de ley sostiene que “Extremadura, Andalucía, Murcia o Canarias son algunas de las regiones que sufren más glotofobia o hablismo”, y advierte de que “es frecuente asociar las hablas meridionales” con “una falta de nivel educativo y cultural –un modo de hablar rústico, paleto, vulgar, grosero–“, o “con una clase social baja, como ocurrió en el mismo Congreso, donde una diputada –Ana Oramas, de Coalición Canarias– afeó a la ministra sevillana María Jesús Montero su habla andaluza asociándola a los barrios pobres –Las 3.000 viviendas– y a las situaciones informales (mitin)”, según recuerdan desde Unidas Podemos aludiendo a un episodio vivido en la Cámara baja en febrero de 2019.

“En estos casos, la discriminación por el acento sirve de cauce de expresión a un profundo sentimiento clasista”, sostiene la iniciativa, que también señala sobre las hablas meridionales que es igualmente “frecuente que se la tenga por una forma de hablar ‘graciosa’ –hablar con desparpajo, exageración, comparaciones…–, tópico que provoca que cuando estemos en un registro formal el hablante no sea tomado en serio o se le perciba como poco experto”.

Según el grupo proponente de esta iniciativa, “para ver que las variedades del español siguen estigmatizadas solo hace falta constatar que en los propios medios de comunicación autonómicos los presentadores nivelan su habla hacia un español más estándar”.

Advierten desde Unidas Podemos de que, aunque “aún no hay suficiente literatura científica sobre la discriminación por acento en España (…), no cabe duda de que alejarse del estándar en situaciones formales se percibe no solo como rasgo de modalidad –variedad diatópica–, sino como marca diastrática –clase social y nivel de instrucción bajos– y diafásica –informalidad–, lo cual viene a significar un deterioro en la percepción de la identidad del hablante, de sus cualidades personales y de sus habilidades y experticia profesional”.

Estos juicios –continúa la exposición de motivos de la PNL– “son básicamente sociales, pues desde el punto de vista lingüístico todas estas distinciones son arbitrarias”. Aseveran además desde Unidas Podemos que, “propiamente hablando, todos tenemos acento”, de modo que “no existe nada parecido a un español neutro o perfecto”.

“La estigmatización procede de la confusión de la lengua estándar –un ideal lingüístico, lengua artificial que no se corresponde con ninguna variedad real– con las variedades o lenguas naturales”, y, según se lee en la PNL, “procede muy particularmente de una ideología lingüística centralista, purista e inmovilista, que se empezó a desarrollar con el nacimiento de los estados nacionales modernos, concretamente con la pretensión de convertir la lengua en símbolo de la nación”.

Así las cosas, desde el grupo de Unidas Podemos subrayan que “no hay una, sino varias normas cultas que sirven como modelos de corrección para los hablantes de las diferentes zonas del dominio hispánico”, y llaman con esta iniciativa al Gobierno a reivindicar la “dignidad de todas las variedades” lingüísticas y a garantizar la “no discriminación por acento”.