Inicio andalucía Sucesos.- Un policía fuera de servicio auxilia en Cádiz a su vecina...

Sucesos.- Un policía fuera de servicio auxilia en Cádiz a su vecina que se quedó sin constantes vitales

0

CÁDIZ, 22 (EUROPA PRESS)

Un oficial de la Policía Nacional, junto con un vecino, reanimaron a una vecina que llamó a su puerta en Cádiz antes de perder el conocimiento debido a que tenía obstruidas las vías respiratorias al atragantarse con un trozo de carne.

Según ha informado la Policía en una nota, los hechos ocurrieron el pasado martes, sobre las 22,50 horas, cuando un oficial de Policía Nacional, que se encontraba fuera de servicio en su domicilio particular, fue requerido por su vecina, que llamó insistentemente al timbre mientras con la otra mano se agarraba la zona del cuello.

Por ello, el agente salió rápidamente y preguntó a la vecina si se había atragantado, respondiendo solamente afirmando con la cabeza. El agente, al ver que la mujer tenía las vías respiratorias obstruidas, comenzó a realizar la maniobra de Heimlich mientras su esposa llamaba al 061 y al 091 para informar de los hechos y requerir la presencia de los servicios sanitarios.

Así, y después de intentar, sin éxito, despejar las vías aéreas realizando la maniobra de Heimlich, la mujer perdió el conocimiento tras tumbarla en el suelo en posición decúbito supino. El agente comprobó que el objeto extraño no se encontraba en el interior de la boca de la víctima y, tras verificar que no tenía pulso, comenzó a realizar el masaje cardíaco para que el corazón no dejara de bombear sangre a los órganos vitales. Mientras, la esposa del agente solicitó ayuda a un vecino que participó en el relevo del masaje cardíaco.

Tras varios minutos insistiendo enérgicamente y sin perder la esperanza el agente, que estaba realizando el masaje cardíaco, escuchó un pequeño silbido, señal de que estaba introduciendo oxigeno por las vías respiratorias.

En ese momento, el vecino exploró la boca de la víctima e introdujo los dedos, consiguiendo extraer un trozo de carne de considerable tamaño, volviendo respirar con normalidad cogiendo oxígeno poco a poco a buen ritmo, pero aún en estado inconsciente, por lo que el agente situó a la víctima en posición lateral de seguridad hasta la llegada de los servicios sanitarios y los compañeros de Policía Nacional.