Inicio andalucía La presidenta del Parlamento andaluz pide unidad politica para mantener “nuestra convivencia...

La presidenta del Parlamento andaluz pide unidad politica para mantener “nuestra convivencia en democracia”

0

SEVILLA, 28 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet, ha hecho este domingo, 28F, Día de Andalucía, un llamamiento a la unidad de todas las fuerzas políticas y a la fortaleza de las instituciones, garantía de los derechos de los ciudadanos, para que la crisis del coronavirus “no se lleve también por delante nuestra convivencia en democracia”. “La pandemia nos ha golpeado fuerte, pero la democracia es el mejor sistema para sanar las heridas”, ha expresado.

Así se ha pronunciado Marta Bosquet en su discurso durante el Pleno institucional con motivo del 28F, que se ha desarrollado en la sede del Parlamento andaluz, en Sevilla. A partir de las 10,30 horas se han iniciado los actos, con un minuto de silencio y homenaje, con ofrenda floral, a los fallecidos por coronavirus, mientras que también ha habido un agradecimiento a todos los profesionales sanitarios. El presidente de la Junta, Juanma Moreno, y Bosquet han hecho entrega de una corona de laurel en recuerdo de los fallecidos.

Debido a las restricciones sanitarias, todo el desarrollo del acto, incluido el discurso de la presidenta, ha tenido lugar ante la fachada principal del antiguo Hospital de las Cinco Llagas –sede del Parlamento–, y al mismo han asistido exclusivamente los diputados autonómicos y el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, de manera que no se han cursado las habituales invitaciones para la conmemoración del 28F.

Marta Bosquet ha centrado sus palabras en la crisis sanitaria y social provocada por la Covid-19 y en la necesaria reconstrucción de esta tierra; en recordar a los fallecidos y sus familiares; en la “ola de solidaridad” de los ciudadanos cuando “más duro” golpeaba el coronavirus y en el “compromiso” y “desvelo” de los profesionales sanitarios, “que se enfrentan al virus durante turnos interminables, arriesgando sus vidas para defender la nuestra”. También ha tenido palabras de agradecimiento a los profesionales de todos los sectores porque con su “trabajo continuo” y “solidaridad” han asegurado los servicios esenciales “incluso en los momentos más inciertos de la pandemia”.

En estos momentos tan complicado, la presidenta ha querido lanzar un mensaje a todas las formaciones políticas: “Tenemos una responsabilidad histórica con Andalucía, con España y con la democracia: La de recuperar la confianza en las instituciones en lugar de alimentar la desafección. Es necesario tender puentes, buscar consensos y lograr acuerdos para ofrecer respuestas y superar unidos el desafío”.

“Ante la adversidad, ante los desafíos, es más necesario que nunca instituciones fuertes, garantía de los derechos de los ciudadanos, para que esta crisis no se lleve también por delante nuestra convivencia en democracia y para que el dolor, la incertidumbre y el miedo no sean caldo de cultivo de los enemigos de la justicia y la libertad”, ha indicado Bosquet.

Ha pedido esa unidad para “que la crispación no se convierta en el mejor aliado de quienes quieren debilitar nuestro sistema constitucional o de los que apuestan por la división y la ruptura”: “Porque la democracia también necesita ser defendida, lo que es tanto como defender la igualdad y el estado de Derecho. Defendida de problemas antiguos y frente a amenazas nuevas avivadas por el populismo y el desencanto”.

“Tenemos una responsabilidad histórica con Andalucía, con España y con la democracia: La de recuperar la confianza en las instituciones en lugar de alimentar la desafección. Es necesario tender puentes, buscar consensos y lograr acuerdos para ofrecer respuestas y superar unidos el desafío”, ha recalcado Bosquet, quien ha agregado que “la democracia es el sistema que no esconde la pluralidad, sino que la reúne para buscar puntos de acuerdo sobre los que edificar entre todos una sociedad mejor”.

Según ha expuesto la presidenta, lo más urgente ha sido reforzar lo prioritario: La sanidad, la educación y las políticas sociales, no sólo las columnas fundamentales de nuestro sistema del bienestar, sino los principales mecanismos para la igualdad de todos los ciudadanos. “Pero no podemos relajarnos ni caer en la autocomplacencia mientras haya personas que lo están pasando mal. Tenemos que mantenernos firmes en el propósito de que la reconstrucción debe ser económica y social”, ha recalcado.

Ha mostrado su preocupación por las consecuencias económicas y sociales de la pandemia, apuntando que el impacto ha recorrido todos los sectores productivos y ha supuesto que miles de empresas desaparezcan o estén a punto de hacerlo, con la consecuencia de que cientos de miles de empleos ya se hayan destruido en nuestro país. “Un drama para muchas familias que pierden su fuente de ingresos y para las que el futuro se vuelve de nuevo un motivo de preocupación, así como para los miles de ciudadanos que aún están en una situación de ERTE, con la incertidumbre instalada en sus vidas al no saber qué será de su puesto de trabajo en los próximos meses”, según ha expresado.

Para Bosquet, es una crisis que golpea a todos, pero que se ensaña especialmente con mujeres y jóvenes, los perfiles de trabajadores más castigados por la destrucción de empleo.

“Tenemos que apoyarles, no dejar que caigan. Son la base de nuestro tejido productivo y el músculo de creación de empleo. Sin emprendedores, sin gente que arriesga su capital, su tiempo y su energía en sacar adelante proyectos, no hay progreso, y tampoco un buen futuro”, según ha pedido Bosquet, para quien en que todos los sectores perjudicados puedan superar esta crisis “va también nuestra fortaleza como sociedad y las oportunidades de los próximos años”.

PERSONAS DESPROTEGIDAS

Durante su intervención, la presidenta también ha tenido palabras de aliento para las personas que, por causa de esta pandemia, “pueden quedar gravemente desprotegidas”, como las mujeres “que han tenido que convivir encerradas durante meses con su maltratador, instalando el miedo en cada hora de sus vidas”; las personas con discapacidad, “que se enfrentan a nuevas barreras y restricciones que condicionan su autonomía”; las personas dependientes “que sufren de una u otra forma una limitación en los servicios de asistencia”, o los mayores, con quien más se ha cebado el virus en las residencias o en sus casas.

La presidenta del Parlamento de Andalucía ha dedicado parte de su discurso a reconocer el trabajo de miles de científicos de todo el planeta que “han volcado sus conocimientos en un objetivo común: Dotar de esa esperanza a la humanidad”, con un “esfuerzo colosal e inédito para hallar un arma con la que poder enfrentarnos a un enemigo demasiado poderoso y salvar millones de vidas”.

La presidenta ha hecho un llamamiento a la prudencia y responsabilidad de toda la ciudadanía porque el virus sigue entre nosotros: “Hasta que la vacunación sea una realidad para la mayoría de la población, la parte más importante aún depende de nuestro compromiso diario con la prevención y la prudencia”.

Marta Bosquet ha rememorado los ideales impulsores de Andalucía y los valores que inspiraron la autonomía “para reconstruir nuestra comunidad y abrir camino tras este año tan duro”. “Ahora el reto no es otro que recuperar la normalidad; recomponer la economía y los empleos; atender a quien peor lo está pasando, y dejar atrás la amenaza constante que restringe nuestra vida para compartir la vida con nuestros seres queridos”, ha indicado.

En este sentido, la presidenta del Parlamento andaluz concluido su discurso subrayando que hay esperanza: “Frente a un virus que amenaza con separarnos, la esperanza nos une. Andalucía tiene raíces para avanzar hacia el futuro con firmeza, tiene capacidad y talento, y tiene la voluntad del pueblo andaluz por alcanzar sus sueños”. “No vamos a caer en la resignación, como no lo hicieron los andaluces que nos precedieron ante los desafíos de su tiempo guiados por los ideales de aquellos hombres y mujeres de luz”, ha dicho.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre