Inicio andalucía La Junta impulsa la contratación indefinida de 420 desempleados tras acabar sus...

La Junta impulsa la contratación indefinida de 420 desempleados tras acabar sus prácticas profesionales

0

SEVILLA, 22 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, a través del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), pondrá en marcha en los primeros meses de este año un nuevo incentivo destinado a favorecer la contratación indefinida de los desempleados participantes en el programa de prácticas profesionales no laborales en empresas, una vez que éstas finalicen.

Se trata de una línea novedosa y específica para que las entidades participantes en el programa de Experiencias Profesionales para el Empleo (EPES) puedan contratar con carácter indefinido a las personas que han realizado prácticas no laborales en el mismo centro de trabajo en el que las han llevado a cabo.

Esta línea de ayudas, cuyas bases reguladoras han sido publicadas esta semana en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) y cuya convocatoria se abrirá próximamente, cuenta con un presupuesto inicial de 4 millones de euros y prevé incentivar la contratación de manera indefinida de 420 desempleados participantes en este programa en el último año, según ha informado la Junta por medio de una nota.

El programa de Experiencias Profesionales para el Empleo persigue favorecer la mejora de la empleabilidad de las personas desempleadas, que en muchos casos deben afrontar como principal reto dotarse de experiencia profesional para poder acceder a una ocupación.

Les facilita prácticas no laborales que oscilan entre los 3 y los 9 meses, con jornadas semanales de 20 horas repartidas en cuatro días de 5 horas, periodo en el que reciben becas del 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (unos 430 euros mensuales).

Estas prácticas no laborales facilitan el acercamiento al mundo laboral y proporcionan a las personas desempleadas el conocimiento de los hábitos, prácticas y valores propios de los entornos laborales a los que los participantes aspiran.

El programa se realiza en colaboración con ayuntamientos, entidades sin ánimo de lucro o universidades y se dirige a jóvenes menores de 30 años; mujeres desempleadas; parados de larga duración; mayores de 45 años e inmigrantes con dificultades de acceso al empleo.

Estos colectivos deben cumplir como requisitos contar con titulación universitaria, de Formación Profesional reglada o de Formación para el Empleo; carecer de experiencia profesional relacionada con el objeto de la práctica superior a tres meses, y que hayan obtenido su titulación o certificado profesional no hace más de dos años.

EPES también está abierto a colectivos específicos como personas con discapacidad; minorías étnicas y demandantes en riesgo de exclusión, sin necesidad en estos casos de estar vinculados a formación.

AYUDA DE 8.000 EUROS PARA EL EMPLEADOR

El incentivo está dotado con una ayuda de 8.000 euros para la entidad empleadora por cada nuevo contrato indefinido que formalice, a jornada completa, con una persona que haya realizado las prácticas en su centro de trabajo. La cuantía se incrementará un 10% cuando la persona contratada sea mujer.

La contratación deberá formalizarse en el plazo máximo de seis meses desde el día siguiente a la finalización de las prácticas y debe mantenerse por un período mínimo de 18 meses, ininterrumpidamente.

En palabras de la consejera de Empleo, Rocío Blanco, con estos nuevos incentivos que se articulan a través del SAE, se pone en marcha “por primera vez” una ayuda que permite actuar en las distintas fases por las que atraviesan las personas desempleadas, desde la mejora de su empleabilidad hasta su incorporación al mercado laboral, “con lo que se potencia la eficacia de las políticas de empleo puestas en marcha”.

Con estos incentivos se pretende, también, motivar a las empresas a ofrecer practicas no laborales en sus empresas, poniendo a disposición de las entidades empleadoras un incentivo para contratar a trabajadores que ellos mismos han formado en sus entornos de trabajo.

Desde la puesta en marcha del programa de Experiencias Profesionales para el Empleo han realizado prácticas no laborales en Andalucía más de 50.000 personas desempleadas, el 67% mujeres.