Inicio andalucía El decreto que restablece la posición del profesor contratado doctor en las...

El decreto que restablece la posición del profesor contratado doctor en las universidades de Andalucía ha sido validado por el Parlamento

0

SEVILLA, 15 (EUROPA PRESS)

El Pleno del Parlamento andaluz ha convalidado este miércoles el decreto ley por el que se modifica el artículo 40 de la Ley Andaluza de Universidades (LAU), en el que se desarrollan las clases y modalidades de contratación de la plantilla integrada por profesores e investigadores, y con el que se recupera la categoría laboral de profesorado contratado doctor en el ámbito académico universitario con el objetivo de «garantizar la estabilidad y la seguridad jurídica de los 1.892 docentes no funcionarios acogidos a esta modalidad en Andalucía».

La iniciativa ha rozado la unanimidad en su aprobación por cuanto sólo ha registrado dos abstenciones, la de los parlamentarios del Grupo Mixto-Adelante Andalucía.

Así lo ha puesto de manifiesto el consejero de Universidad, Investigación e Innovación, José Carlos Gómez Villamandos, en su intervención en el Pleno del Parlamento para defender este decreto ley que fue aprobado por el Consejo de Gobierno del PP-A a finales de octubre.

Según ha detallado la Junta, la Universidad de Almería cuenta actualmente con 55 contratados doctores; la de Cádiz, con 165; la de Córdoba, con 168; la de Granada, con 452; la de Huelva, con 101; la de Jaén, con 72; la de Málaga, con 252; la Pablo de Olavide (UPO), con 130, y la de Sevilla, con un total de 497 perfiles.

En su intervención, Gómez Villamandos ha asegurado que esta categoría se mantiene en la reforma parcial de la normativa autonómica de universidades realizada por la Junta para adaptarla a los cambios recogidos en la nueva Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU).

Según ha explicado, la norma estatal ha fijado una serie de categorías de profesores, dejando fuera de la lista algunas que actualmente existen en la comunidad, como es el caso del contratado doctor.

Ha defendido que, por eso, ha sido necesario realizar esta «adaptación urgente» para evitar que dicho personal se quedara «en una situación de inseguridad jurídica y no tuviera asegurada su estabilidad», y ha subrayado que, con esta medida, «se impide la paralización de la contratación de dicha categoría y se da, además, a las instituciones académicas una respuesta inmediata en los procesos de acceso y promoción a este perfil».

Leer más:  Alfonso Sánchez, ganador del 'Premio Talento Andaluz': "Agradezco a todos los que me han acompañado"

Desde la Junta resaltan que el profesorado contratado doctor es un perfil muy presente en los cuerpos docentes de las universidades públicas, ya que es el último nivel en el que desembocan quienes aspiran a lograr la condición de funcionario en la carrera académica. Para acceder a esa plaza, los docentes que ya gozaban de esa condición no tendrán que volver a acreditarse ni tener que reunir los méritos para certificarse en otra categoría recogida en la LOSU. Se mantienen como requisitos indispensables para acceder a este perfil contar con el título de doctor y cumplir con las exigencias establecidas en la norma.

El consejero ha precisado que esta categoría se ha introducido en la reforma parcial de la LAU como una modalidad de profesor permanente laboral, que es la nueva figura creada por el marco legislativo estatal.

«PALIAR LA CARENCIA DE PROFESORES MÉDICOS EN LA UNIVERSIDAD»

Por otro lado, José Carlos Gómez Villamandos se ha referido a la novedosa figura del ayudante doctor con vinculación clínica al sistema sanitario público, creada por la Consejería de Universidad con el fin de «solucionar la carencia de profesorado médico en los grados de Medicina de la comunidad y poder continuar garantizando la calidad de esta formación universitaria». «Se trata de un camino no explorado hasta la fecha y Andalucía lo va a liderar en el conjunto del país», ha aseverado el consejero.

Con este perfil, no existente actualmente en la legislación estatal ni en otras normas autonómicas, se pretende adelantar el inicio de la carrera académica e investigadora de los profesionales médicos que optan por compatibilizar esa dedicación con la actividad clínica asistencial.

Leer más:  Menor encontrado perdido en la Sierra de la Subbética en Zuheros (Córdoba)

Gómez Villamandos ha subrayado que esta decisión permitirá «vincular a la universidad al joven talento médico, iniciándolo unos años antes en la impartición de clases y en la investigación en condiciones de estabilidad muy atractivas que luego les permita progresar en la carrera académica hacia las figuras de contratado doctor y de profesor titular universitario vinculado».

A su juicio, esta iniciativa «supondrá un antes y un después» en la renovación de la plantilla docente, al favorecer la incorporación de profesionales sanitarios a las facultades de Medicina en etapas muy tempranas».

Esta categoría está orientada a los jóvenes médicos que hayan finalizado su periodo de especialización a través del MIR y que estén en posesión del título de doctor. Los candidatos a obtener esta plaza se incorporarían a la universidad a una edad aproximada de 30 años, pudiendo alcanzar la siguiente etapa, la de contratado doctor con vinculación clínica o profesor titular vinculado, a los 36 años, algo que ocurre actualmente a una edad superior a los 40 años, por lo que se adelanta la carrera académica de este personal en casi diez años.

Para facilitar su correcta implantación, el consejero de Universidad ha detallado que su departamento trabaja estrechamente con la Consejería de Salud y Consumo, ya que se trata de médicos en activo. Ambos departamentos han comenzado a analizar el desarrollo detallado de esta nueva modalidad y los requisitos asociados a ella. Además, ha destacado que se ha iniciado una ronda de contactos con los colegios oficiales de Medicina de la región para darles a conocer esta modalidad y solicitarles colaboración.

De igual modo, la Junta de Andalucía ha incorporado, igualmente, la categoría de profesor distinguido, diseñada para docentes e investigadores, tanto españoles como extranjeros, que estén desarrollando su carrera en el extranjero y cuya excelencia y contribución científica, tecnológica, humanística o artística sean significativas y reconocidas internacionalmente.

Leer más:  'Nosotras Decidimos' no convocará protesta el 8M para evitar divisiones ante otra plataforma

VALORACIONES DE LOS GRUPOS

En el turno de posicionamiento de los grupos, el diputado del PP-A José Carlos García ha valorado el decreto como la «respuesta de un gobierno responsable» como el andaluz que «viene a garantizar seguridad jurídica a nuestras universidades», así como que «recupera la figura esencial del profesor contratado doctor que ha fulminado la LOSU, que es un eslabón clave» del sistema universitario, según ha remarcado.

El parlamentario del Grupo Socialista Antonio Ruiz ha comenzado garantizando el respaldo de su partido a la convalidación de este decreto tras haber consultado a los rectores de las universidades públicas andaluzas, según ha explicado antes de sostener que se trata de una «modificación de una ley necesaria y urgente para adaptar nuestro sistema normativo a las nuevas figuras contractuales de la LOSU».

El diputado de Vox Alejandro Hernández ha opinado que con este decreto se viene a «corregir cierta imprevisión por parte de la LOSU», una ley estatal a la que su partido ha manifestado una «oposición frontal» porque entiende que está «falta de rigor académico, tiene un marcado tono ideológico, un alto grado de endogamia y no atiende a las verdaderas demandas de la comunidad universitaria», según ha abundado antes de concluir que este decreto «va a permitir a las universidades andaluzas actuar con mayor seguridad jurídica».

Por último, la portavoz adjunta del grupo Por Andalucía, Esperanza Gómez, ha compartido que «existe una situación de urgente y extraordinaria necesidad» que justifica la aprobación de este decreto de la Junta porque «las universidades necesitan el marco jurídico adecuado para poder contratar profesores», y «esta vía nos permite afrontar ahora mismo lo más urgente, y luego repensar cómo modificar la Ley andaluza de Universidades, que necesita una profunda revisión», según ha abundado.


- Te recomendamos -